18 enero, 2010

VICTIMAS FATALES DE HAITÍ COMIENZAN A SER INCINERADAS EN LAS CALLES....


18 Enero 2010 - 11:00am

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dice que la indiferencia parece haber llegado a la isla. El primer ministro haitiano, Jean Max Bellerive, consideró que son más de 100.000 los muertos por el terremoto.

Mundo 16 Enero 2010 - 7:19pm
En una macabra descripción de la situación a seis días del sismo que devastó la capital haitiana, el organismo humanitario reveló que la "indiferencia se está instalando" y "la gente ha empezado a tirar los cadáveres frente a las puertas", y testigos denuncian la cremación improvisada de cadáveres en la misma ciudad.
Además, "la búsqueda de cadáveres parece haber terminado", mientras que los hombres buscan entre los escombros cualquier cosa que les pueda ser útil.
En un informe actualizado, el CICR señaló que la situación sanitaria en los improvisados campamentos de damnificados sigue deteriorándose, lo que aumenta el riesgo de brote de enfermedades.

La organización está abasteciendo agua a 7.500 personas en tres campamentos y ha instalado letrinas para unas 1.000.
"El agua no es sólo un asunto de saciar la sed, pues poder lavarse permite mantener la higiene y devolver la dignidad a personas que lo han perdido todo", explicó el coordinador de esas acciones, Guy Mouron.
En tanto, los precios de los alimentos y del transporte han explotado (el pan cuesta el doble que hace seis días) y los incidentes violentos, como saqueos, van en aumento al ritmo de la desesperación de la gente.

Incluso se han registrado incidentes como gente alertando a gritos sobre la llegada de un tsunami para aterrorizar al resto y poderles robar lo que dejan en su huida.

La CICR indicó que todos los que disponen de medios económicos están escapando y que la frontera con República Dominicana está repleta de personas tratando de salir de Haití.
En tanto, cerca del aeropuerto, personas con la doble nacionalidad haitiana y estadounidense están haciendo cola frente a la Embajada de EEUU para poder salir del país.

La organización, habituada a lidiar con situaciones extremas, indicó que dada la magnitud del desastre no puede proveer cifras exactas sobre el número de muertos y heridos por el terremoto.

De otra parte, el CICR indicó que está trabajando con la Cruz Roja haitiana para instalar en sus oficinas un puesto de contacto para personas que buscan a sus familiares desaparecidos, mientras que los supervivientes pueden registrarse como "sanos y salvos".
Unas 22.000 personas se han registrado hasta ahora en el sitio web www.icrc.org/familylinks para encontrar a sus seres queridos.
Por otro lado, la Federación Internacional de la Cruz Roja, que reúne más de 180 sociedades nacionales, indicó que ha enviado a más de 400 colaboradores para participar en las tareas de ayuda a la población siniestrada.
La entidad espera movilizar en total unas 500 toneladas de ayuda, entre las que ya ha enviado y las que hará llegar en los próximos días.
La Federación lanzó una petición de financiación de emergencia por 73 millones de euros para asistir a 300.000 personas durante tres años.

Los muertos
El primer ministro de Haití dijo que está convencido de que la cifra de víctimas mortales causadas por el seísmo superará las 100.000 personas.
Bellerive declaró en la capital haitiana que han sido retirados ya más de 70.000 cadáveres y mencionó como "incalculables" los enterrados o incinerados por las propias familias de las víctimas y las fuerzas de la Misión de Estabilización de la ONU para Haití (MINUSTAH).

El primer ministro agregó que unas 300.000 familias se han quedado sin vivienda, lo que elevaría el total de personas sin techo a 1,5 millones, dado que estimó en cinco el número medio de habitantes por cada casa.
Sin embargo, elevó a tres millones de personas los afectados por la destrucción parcial o total de sus viviendas.
Crisis hospitalaria
Los problemas logísticos y de seguridad en Haití han obligado a la organización Médicos del Mundo a crear una base de apoyo en Santo Domingo, ya que buena parte de las infraestructuras haitianas están inutilizadas y el comercio completamente desabastecido.
Según los cirujanos del equipo francés que trabajan en Puerto Príncipe, la situación es catastrófica y hacen muchas amputaciones debido a la gravedad de las heridas y la imposibilidad de tratar las infecciones.

Además, la ONG World Vision -con sede en casi 100 países de todo el mundo- reparte, con tractores, agua, alimentos, ropa y artículos de aseo a un millar de familias de Puerto Príncipe, muchas de las cuales viven en improvisadas carpas de plásticos y ha comenzado a identificar a los niños que se encuentran separados de sus padres.
Al igual que el resto de organizaciones no gubernamentales, World Vision afronta serias dificultades para hacer llegar la ayuda a los damnificados debido al mal estado de las carreteras y la capacidad limitada del aeropuerto de Puerto Príncipe.
Una de sus principales preocupaciones son los niños que han quedado separados de sus padres, sobre todo los que han decidido alejarse de Puerto Príncipe y caminar a otros lugares en búsqueda de ayuda.

El Consejo de Seguridad de la ONU analiza la posibilidad de enviar más fuerzas internacionales de paz a Haití con el fin de mejorar la seguridad en el devastado país antillano.
Puerto Príncipe (Haití)
Efe CaracolTV.com