26 enero, 2010

OCHO MUERTOS POR LAS LLUVIAS EN CUZCO Y MILES DE TURISTAS AISLADOS...


Vista del desborde del río Vilcanota. Efe
Comienza la evacuación de 2.000 turistas en Machu Picchu
Agencias Lima
Actualizado martes 26/01/2010 11:33 horas

Las lluvias torrenciales que caen sobre la región peruana del Cuzco, a unos 1.165 kilómetros de Lima, han dejado al menos ocho muertos, unos 50 heridos, cientos de damnificados y miles de turistas varados.
Entre las víctimas se encuentran una turista argentina y un guía peruano que murieron tras un deslizamiento de lodo y piedras causado por las fuertes lluvias, dijo una radio local.

La radioemisora local RPP informó que la turista argentina de 20 años murió aplastada por un alud mientras dormía en su carpa en una zona cercana al denominado Camino del Inca, la ruta que permite llegar a pie a Machu Picchu.

En tanto, el guía peruano falleció por un deslizamiento en otra zona cerca al camino que conduce a las ruinas incas.
Mientras tanto, poco menos de 2.000 turistas, la mayor parte de ellos extranjeros, continuaban varados en inmediaciones del célebre santuario inca de Machu Picchu, aunque helicópteros enviados por el gobierno central realizan desde el lunes vuelos de rescate.

Las autoridades de la localidad de Aguas Calientes, también conocida como Machu Picchu Pueblo, que da acceso al santuario, dijeron que la presencia de turistas ha desbordado la capacidad de hospedaje y algunos se han visto obligados a pernoctar en carpas.

Habitualmente los visitantes recorren el santuario y se regresan a Cuzco, la ciudad más grande más cercana y capital del departamento homónimo, pero al haberse interrumpido el servicio de ferrocarril se ha desatado el hacinamiento.

Según las autoridades, de los nuevos fallecidos dos perdieron la vida cuando se les cayeron encima sus respectivas casas y otros dos cuando los arrastraron las aguas del desbordado río Vilcanota. Las muertes se produjeron en las provincias de Quispicanchi y La Convención. Ya el lunes se habían producido dos decesos.

Al menos 700 viviendas se han visto afectadas en Quispicanchi, la provincia más afectada. En otras provincias cusqueñas también ha habido daños, mientras las lluvias torrenciales no cesan.
El presidente de la Asociación de Agencias de Turismo de Cuzco, Marco Ochoa, dijo que las perdidas diarias para el sector oscilan entre 750.000 y un millón de dólares, sobre todo por la imposibilidad de llegar hasta Machu Picchu, principal destino turístico del Pérú y uno de los principales de América Latina.

El servicio de ferocarril, única conexión de transporte entre la ciudad de Cuzco y Machu Picchu, está suspendido y aún no es posible determinar cuando se reanudará.
Cuzco y el vecino departamento de Apurímac fueron declarados en emergencia el lunes por el gobierno central y el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén, los recorre para examinar in situ la problemática.