13 enero, 2010

LOS HOSPITALES NO PUEDEN ACOJER A MAS HERIDOS....

Vista de un hombre sepultado por los escombros
Dos hombres auxilian a uno de los heridos

Vista del estado de destrucción en que quedó la entrada principal del Palacio Nacional de Haití. EFE/Orlando Barría

Un nino herido ayudado por un miembro de la Cruz Roja


Un camión transporta a dos víctimas del terremoto que ha asolado a Haití.

Varios hombres heridos en una camioneta en Puerto Príncipe. Fotografía

Una mujer es rescatada bajo los escombros.
Estado de una edificación en Puerto Príncipe. Fotografía cedida por Radioteleginenhaiti.com. (EFE)
Varias personas cargan a una víctima en Puerto Príncipe



El drama de Haití se cifra ya en "cientos de miles" de muertos

El presidente de Haití ha señalado que "es increíble. Hay que verlo para creerlo". Su primer ministro cifró en "cientos de miles" los fallecidos a causa del terremoto de siete grados en la escala de Richter que ha dejado a cientos o miles de personas atrapadas entre los escombros.

El presidente haitiano, René Preval, lleva en las calles de Puerto Príncipe desde las cinco de la mañana "tratando de entender la magnitud" de la catástrofe que ha asolado su país". Es "increíble", confesó. "Hay que verlo para creerlo". El presidente concedió una entrevista a la cadena CNN a las puertas del aeropuerto de la capital, a donde acudió para comprobar el estado de una infraestructura que es fundamental para recibir ayuda humanitaria.

"La ciudad está destruida. Los hospitales, los colegios, las casas particulares. Las calles están llenas de cadáveres", indicó el presidente, quien reconoció que su residencia oficial, el Palacio Presidencial y su propia casa cayeron tras el terremoto. "No sé donde voy a dormir esta noche. Pero eso no es un problema", dijo el máximo mandatario de una nación asolada tradicionalmente por la pobreza y, ahora, por una catástrofe natural que ha causado una cifra indeterminada de muertos.

"He oído que pueden ser 50.000. Otros dicen que cientos de miles. La verdad es que no lo sé. Es todavía demasiado pronto para saberlo", dijo a la cadena de televisión. El presidente aseguró que la primera necesidad del país es limpiar las calles de cadáveres y atender a los heridos. "No podemos llevar a los heridos a los hospitales, están llenos". Además, el país necesita equipos de rescate para salvar a las personas que han quedado atrapadas, y también suministros médicos y alimentos.

A ello se une el peligro de que se produzcan nuevos derrumbamientos, un temor que ha llevado a la población de Puerto Príncipe a acampar en las calles y plazas. René Preval no teme que la situación en las calles derive en un brote de violencia, por la falta de agua potable y alimentos. "La gente entiende la situación. Todo el mundo está haciendo lo posible para ayudarse entre ellos", comentó a la CNN.

El primer ministro cifra los muertos en "cientos de miles"El primer ministro, Jean Max Bellerive cifró este miércoles en "cientos de miles" los fallecidos a causa del terremoto que sacudió el martes el país caribeño. Haití cuenta con una población de unos 8,9 millones de habitantes, según datos estimativos de 2008, y en su capital residen unas 850.000 personas.El primer ministro relató la situación que vive la capital de su país, Puerto Príncipe, que ha quedado prácticamente destruida tras el seísmo, aunque destacó que la población se está comportando con "calma". "La población ha reaccionado con madurez.
La gente está tratando de ayudarse unos a otros, tratando de organizarse", dijo Bellerive en la entrevista.El primer ministro afirmó que su país necesita ayuda internacional para afrontar con rapidez la atención a las víctimas y el rescate de los cuerpos de los fallecidos. En este sentido, destacó la importancia de reconstruir el aeropuerto de la capital, una infraestructura imprescindible para comenzar a recibir cargamentos de ayuda humanitaria y personal especializado. El epicentro del terremoto ha sido localizado a sólo diez kilómetros de profundidad y a 16 kilómetros al oeste de la capital. Un geofísico del Instituto Geológico estadounidense (USGS) de Golden, en el Estado de Colorado, ha indicado que Haití no había conocido un terremoto de tal intensidad desde hacía más de 200 años. "Hubo dos temblores de tierra importantes en 1750 y 1771, pero desde entonces no había habido ninguno de esta magnitud", declaró Dale Grant.

El Palacio Presidencial ha quedado en ruinas, así como numerosos edificios públicos de Puerto Príncipe, según una televisión haitiana captada por Internet desde Washington. "Mi país se enfrenta a una gran catástrofe", declaró a la CNN el embajador de Haití en Estados Unidos, Raymond Alcide Joseph. El terremoto, que duró más de un minuto y fue seguido pocos minutos después por una fuerte réplica de 5.9 grados, así como por una alerta de tsunami en la zona del Caribe que fue posteriormente desactivada para la mayoría de la región.

Según los testigos, cientos de personas están atrapadas entre los escombros de edificios de viviendas, hoteles y comercios. Las líneas telefónicas terrestres y las comunicaciones por teléfonos móviles han quedado interrumpidas en la capital, con la que sólo se puede contactar por teléfono satélite.200 huéspedes de un hotel de lujo, desaparecidosEl ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, afirmó este que más de 200 huéspedes que ocupaban el hotel de lujo "Le Montana" de Puerto Príncipe, que se derrumbó en el terremoto continúan desaparecidas. "Había entre 300 y 400 huéspedes en el hotel y parece que sólo hay noticias del paradero de cien", aseguró el jefe de la diplomacia francesa, quien precisó que es pronto para hacer ningún balance de las consecuencias del seísmo.

Además, la principal cárcel de la capital haitiana se ha derrumbado y varios presos se han escapado, dijeron fuentes de la ONU. "La prisión principal ha sido destruida y hay informaciones que confirman que ha habido fugas de prisioneros, declaró en una conferencia de prensa Elisabeth Byrs, portavoz de la oficina humanitaria de la ONU (OCHA).Byrs dijo no tener más detalles sobre este hecho, y señaló, por otra parte, que hay 5 muertos confirmados entre el personal de la ONU tras haberse hundido el hotel que servía de sede al organismo, mientras que entre 50 y 100 personas se cree que están bajo los escombros.Por otra parte, la portavoz de Unicef, Veronique Taveau, señaló que la sede de esta organización en Puerto Príncipe ha sufrido "graves daños" y sus sistemas de comunicación han quedado destruidos, pero que todo su personal está localizado.En ausencia aún de posibles cifras de víctimas, la Federación Internacional de la Cruz Roja indicó hoy que hasta tres millones de personas han sido afectadas directa o indirectamente por el fuerte sismo