09 enero, 2010

EL 3D REVOLUCIONARÁ LA FORMA DE VER TELEVISION EN 2010....


LOS ÁNGELES (EEUU).- La revolución de las tres dimensiones llegará a los hogares este año después de su exitoso desembarco en las salas de cine en 2009, donde películas como "Avatar", "Up" o "Monsters vs. Aliens" despejaron cualquier duda sobre el atractivo y la rentabilidad de esta tecnología.

A partir de la primavera boreal, pero sobre todo tras el verano, las grandes superficies empezarán a comercializar pantallas planas adaptadas para la emisión en 3D de fabricantes como Sony, Panasonic, LG, Toshiba o Samsung, que aprovecharon su participación esta semana en la feria Consumer Electronics Show (CES) en Las Vegas para desvelar sus nuevos productos.

La oferta irá desde televisores completamente equipados para tres dimensiones hasta modelos en 2D preparados para dar el salto al nuevo sistema si el usuario lo decide en el futuro.

En cualquier caso serán necesarias gafas polarizadas del estilo de las que se emplean actualmente en los cines para disfrutar de las 3D en la comodidad del salón de casa.

El sector de la electrónica ha puesto grandes esperanzas en el mercado doméstico de las 3D, que se espera suponga un revulsivo para las ventas de aparatos destinados al entretenimiento en el hogar, especialmente para los reproductores Blu-ray, que no han cumplido con las expectativas con las que salieron al mercado: terminar con el reinado del DVD.

Además de los remodelados televisores, Samsung o Sony ya anunciaron que las producciones de Hollywood en 3D estarán disponibles para los hogares a través de Blu-ray y que saldrán a la venta nuevos dispositivos listos para esta tecnología.

Entre las cosas que quedaron en el aire, lo más fundamental fue el precio, algo que ninguno de los fabricantes quiso adelantar, aunque según los analistas es de esperar que los primeros aparatos tengan un coste demasiado elevado para los bolsillos del ciudadano medio.

El diario británico Daily Telegraph, uno de los pocos en aventurarse en ese terreno, pronosticó que el precio de venta de los televisores en 3D rondaría en Reino Unido entre los 3.000 y los 5.000 dólares (2.000-3.500 euros).

El alto coste podría retrasar la implantación de esta tecnología en los hogares, aunque será cuestión de tiempo que los precios encuentren su equilibrio, como suele ocurrir con las novedades de los productos electrónicos.

Uno de los factores clave para dinamizar este mercado será la oferta de contenidos, que hasta ahora brillan por su ausencia en lo que a televisión se refiere.

Un campo que empezará a florecer este año gracias a las producciones en 3D de Hollywood y a la creación de programación en tres dimensiones a través de canales como el deportivo ESPN o el de documentales Discovery.

Películas como "Avatar", que ya es la segunda más taquillera de la historia del cine solo por detrás de "Titanic", aún tiene pendiente su comercialización en Blu-ray y DVD, algo que no ocurrirá seguramente hasta después de los Oscar en marzo.

Las más que probables estatuillas del último filme de James Cameron ayudarán a mantener el interés sobre la producción que nació pensada para ser vista en 3D y que buscará mantener esa estética cuando salga para consumo doméstico.

Cuatro de las 10 películas que más recaudaron en todo el mundo en 2009 se proyectaron en 3D, "Avatar", "Up", "Monsters vs. Aliens" y "Ice Age: Dawn of the Dinosaurs", además de otras como "A Christmas Carol" con Jim Carrey o "Coraline", una tendencia que se consolidará en 2010 con títulos como "Alice in Wonderland" o "Shrek Forever After", entre otros.

La cadena de televisión por cable ESPN estrenará en junio un nuevo canal, ESPN 3D, con la retransmisión del partido del Mundial de Fútbol de Sudáfrica entre las selecciones de México y el país anfitrión, a la que se sumarán otros 24 encuentros de ese campeonato.

En total, la cadena deportiva estadounidense tiene previsto emitir 85 eventos en 3D durante el primer año de vida de ese servicio, mientras que Discovery, en alianza con Sony e Imax, lanzará otro canal que aún no tiene nombre, para distribuir por cable y satélite contenido en tres dimensiones.

Falta por saber cuáles son los planes de las grandes empresas tecnológicas para el sector del videojuego, donde el 3D ofrece, sin duda, un universo de posibilidades. EFE

Fernando Mexía