22 enero, 2010

UNICEF DENUNCIA QUE UNOS 15 NINOS FUERON RAPTADOS EN HOSPITALES DE HAITÍ...


Unicef denuncia el secuestro de niños haitianos tras el terremoto. Reuters

Se prevé organizar campos de acogida para albergar a todos los niños solos
Unicef atiende al día a unos 2.000 niños y prevé cuidar hasta 4.000
También alerta del riesgo de las jóvenes de caer en redes de trata de blancas
Efe Ginebra
Actualizado viernes 22/01/2010 06:39 horas

"Lamentablemente hemos constatado el rapto de 15 niños en diferentes hospitales de Haití y sospechamos que han sido secuestrados por redes de trata a través de Santo Domingo", afirmó en rueda de prensa Jean Claude Legrand, asesor de protección de la infancia de Unicef.

Desde que se produjo la catástrofe, agencias de la ONU han alertado sobre posibles casos de trato de niños para adopciones, por lo que han centrado sus esfuerzos en vigilar a los menores que vagan por Haití y en aplazar los procesos de adopción.
Preguntado sobre dichos raptos y la posibilidad de que se hayan producido más, el funcionario internacional matizó que hasta la fecha tienen "evidencia" de esos casos, pero que preocupa que el fenómeno se extienda.

Legrand explicó que las redes de trata de menores existían antes del terremoto.
"Las redes existían previamente en Haití y eran bastante activas, raptando niños y entregándolos al mercado internacional de adopciones. Lo que ocurre siempre es que cuando hay una catástrofe, las redes tratan de aprovecharse de la fragilidad del Estado y de los sistemas de control", explicó Legrand.

Por ello, Unicef ha establecido todos los mecanismos de alerta disponibles para evitar que estos secuestros se produzcan, y está organizando el establecimiento de campos de acogida para albergar a todos los niños no acompañados.

Familias extensas
Legrand puso énfasis en destacar que dichos menores "no son huérfanos".
Es necesario comprobar fehacientemente que no tienen ninguno de los dos progenitores, según Legrand que añadió: "de todas formas en Haití la familia es extensa y estoy seguro de que habrá familiares de esos niños que querrán adoptarlos".

Unicef ha establecido hasta la fecha 20 puntos de acogida a menores no acompañados y atiende a unos 2.000 por día, pero el objetivo es poder llegar a 4.000.
Legrand denunció que Unicef no sólo está preocupada por la suerte de los niños, sino también de chicas jóvenes que trabajan como empleadas domésticas y que pueden ser susceptibles de caer en manos de las redes de trata de blancas.
"Son jóvenes muy vulnerables, que pueden ser presa fácil y debemos protegerlas", agregó.
El Fondo de Naciones Unidas para la Población recordó que antes del terremoto, Haití era el país del mundo más peligroso para que una mujer diera a luz, una situación que se ha agravado tras la catástrofe.
Se calcula que hay 63.000 mujeres embarazadas que darán a luz en las próximas semanas, 7.000 de ellas solas.

Las dos organizaciones alertaron, asimismo, de que temen que haya brotes de violencia sexual contra las mujeres.

Vacunaciones
En aras a evitar futuras enfermedades, Unicef anunció que la semana que viene comenzará una campaña de vacunación contra el tétanos, la polio y el sarampión que alcanzará a 360.000 niños menores de 5 años.

Sobre la distribución de la ayuda en general, Veronique Taveau, portavoz de la Unicef, dijo que están distribuyendo en 98 puntos diferentes de Puerto Príncipe agua potable a unas 150.000 personas "algo que es totalmente insuficiente".
Por otra parte, la portavoz del Programa Alimenticio Mundial (PAM), Emilia Casella, señaló hoy que hasta la fecha han ofrecido 1,4 millones de raciones de comida que han alcanzado a 200.000 personas.
Distribución de ayuda
Anunció que la situación puede mejorar en breve gracias a que algunos supervivientes ya tienen cómo cocinar, con lo que se les está distribuyendo cereales, legumbres y arroz para preparar comida caliente.
Respecto a las críticas sobre las dificultades de distribuir ayuda fuera de la capital, la portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Elisabeth Byrs, explicó las dificultades con las que se enfrentan sobre el terreno.
"Gracias a las imágenes de satélite hemos podido comprobar que sólo de Puerto Príncipe a Carrefour hay 600 bloqueos de diferentes tipos".
El desvastador seísmo ha causado al menos 75.000 muertos, 250.000 heridos y más de un millón de personas sin hogar, según los últimos dados de la Dirección de la Protección Civil (DCP, organismo dependiente del Ministerio del Interior).