09 junio, 2010

SE CONFIRMA LA EXISTENCIA DE MANCHAS SUBMARINAS DE CRUDO EN AGUAS DEL GOLFO...


Mancha de crudo enLuisiana.
Efe

Carlos Fresneda
Nueva York

Actualizado martes 08/06/2010 23:28 horas

Jane Lubchenco, directora de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), ha confirmado la existencia de manchas submarinas de petróleo en el Golfo de México. "Son concentraciones muy pequeñas", precisó, "pero definitivamente hay petróleo bajo la superficie".
La noticia llega diez días después de que el director ejecutivo de BP, Tony Hayward, negara la existencia de las manchas submarinas y al cabo de tres semanas de que la propia directora de la NOAA afirmara que era "prematuro" llegar a esa conclusión.

"Lo sospechábamos, pero es bueno tener la confirmación", ha matizado Jane Lubchenco, en el parte del desastre del Golfo de México que hoy –Día Internacional de los Océanos- cumple exactamente 50 días.
La existencia de manchas submarinas fue detectada por primera vez por científicos de la Universidad del Sur de Florida, que recogieron muestras a gran profundidad y a más de 60 kilómetros de lugar donde explotó la plataforma de Deepwater Horizon.
Al menos media docena de investigadores de otras tantas universidades del sur de Estados Unidos, a bordo del barco Pelícano, certificaron la presencia de crudo en las capas intermedias del Golfo de México y lo achacaron al uso de los controvertidos dispersantes.

"El petróleo está en la superficie", aseguró sin embargo el director ejecutivo de BP Tony Hayward en una expedición fletada el 30 de mayo y a la que tuvieron acceso varios medios. "El petróleo tiene una gravedad específica, que es la mitad que la del agua", agregó Hayward, en calidad de experto y geólogo. "Y tiende a salir a la superficie por esa diferencia de gravedad".

Una investigadora que participa en el grupo de científicos que asesora a la Administración Obama, Ira Leifer, ha dado entre tanto la voz de alarma ante las últimas maniobras de BP para intentar contener el vertido.
Liefer, que trabaja en el Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de California en Santa Barbara, asegura que la cantidad de petróleo derramada puede haber aumentado sustancialmente desde que BP decidió cortar la tubería del pozo de petróleo para aplicar la campana de contención.

La compañía británica asegura que la medida de urgencia está sirviendo capturar ya 2,4 millones de litros de crudo al día. Leifer estima sin embargo que el flujo de petróleo que escapa por debajo de la campana es "muy superior" al que se vertía antes de la operación efectuada el pasado fin de semana.
El comandante de Guardia Costero Thad Allen admitió ayer que el nuevo flujo del vertido sigue siendo "una gran incógnita" y que una de las prioridades de los próximos días será precisamente "reevaluar" las últimas estimaciones, realizadas hace tres semanas.