06 junio, 2010

GOOGLE, AHORA INVESTIGADA POR AUSTRALIA....

El Gobierno anunció una pesquisa sobre el uso ilegal de información privada por parte de la empresa; su servicio Street View ha desatado una enorme controversia en Alemania y en otros países.
La función Street View ha sido cuestionada por su respeto a la intimidad de las personas. (Foto: Especial)

Alemania investiga a Google por datos

La justicia alemana abrió una indagación contra la firma por supuesta violación a la privacidad. España e Italia investigan a Google

Los reguladores de los países europeos investigarán si la firma quebró sus leyes al recopilar datos. Lo despiden del Gobierno por 'googlear'

McLaughlin mantuvo conversaciones a través del correo electrónico con el vicepresidente de Google. Las tecnológicas se van de 'shopping'

Las fusiones y adquisiciones entre firmas del sector han aumentado y los analistas prevén más.

SYDNEY (AP) — Australia anunció el domingo una investigación policial para determinar si Google capturó en forma ilegal información privada en redes inalámbricas, por lo que es al menos el segundo país que revisa la validez del servicio de imágenes callejeras Street View de la compañía estadounidense.

Cada vez más entes reguladores y grupos de defensa del consumidor en todo el mundo se quejan de que Google no otorga suficiente respeto a la intimidad de las personas. La compañía californiana asegura que la privacidad de sus usuarios es una de sus más altas prioridades.
El mes pasado, Google admitió que retuvo por error algunos datos a través de redes inalámbricas públicas en más de 30 países, cuando sus vehículos tomaban imágenes de calles para la función Street View, de los servicios Google Maps y Google Earth.
La empresa afirmó que descubrió el problema luego que el gobierno alemán inició una investigación al respecto.
La investigación australiana se inició ante las dudas de si las leyes de privacidad locales impiden que los empleados de Google tomen fotografías para el servicio de mapas.
Street View muestra fotos de vecindarios tomadas por las cámaras de Google. El servicio desató una enorme controversia en Alemania y en otros países, ya que activistas y funcionarios temen que la gente aparezca en las imágenes haciendo cosas que no quiere que se sepa que hace o en lugares donde no quiere ser vista. Las imágenes se graban sin consentimiento de los transeúntes.
El mes pasado, el ministro australiano de Comunicaciones, Stephen Conroy, dijo que Google es responsable de la "mayor violación en la historia de la privacidad".