20 junio, 2010

MUEREN SIETE POLICÍAS Y TRES MILITARES EN UN ATAQUE DEL ELN


Envían refuerzos militares y policiales a la zona
En la zona, frontera con Venezuela, actúa el ELN y se movilizan las FARC
Efe
Bogotá
Actualizado domingo 20/06/2010 13:17
Al menos siete policías y tres militares colombianos murieron hoy en emboscadas y enfrentamientos con grupos guerrilleros en distintas zonas de Colombia durante la jornada electoral para elegir al sucesor del presidente Álvaro Uribe.
Los siete policías perdieron la vida en un ataque guerrillero, al parecer perpetrado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN), en el departamento de Norte de Santander (noreste).
Fuentes policiales precisaron en Cúcuta, capital departamental del noreste del país, que una patrulla "fue hostigada" en una carretera entre las localidades de Tibú y Tres Bocas, por la que los carabineros de la Policía viajaban en un camión que fue emboscado.
Las víctimas mortales son seis agentes y un suboficial, cuyas identidades no han sido suministradas.
Según un informe difundido por los ministros de Defensa, Gabriel Silva, y de Justicia e Interior, Fabio Valencia, tres militares perdieron también la vida en enfrentamientos entre la Fuerza Pública y guerrilleros.
En una zona conocida como Villa Paz, del municipio de Puerto Lleras, en el departamento del Meta (centro), dos soldados profesionales murieron y uno resultó herido en enfrentamientos con rebeldes del frente 43 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
En esos duros combates además murieron seis guerrilleros, precisaron las fuentes.
Por otro lado, en Angostura, departamento de Antioquia (noroeste), otro soldado murió y uno más resultó herido, también en combates con rebeldes, que por ahora no se sabe si son de las FARC o del ELN.
En distintas zonas del departamento del Norte de Santander las fuerzas de seguridad desactivaron artefactos explosivos, mientras guerrilleros quemaron material electoral y protagonizaron hostigamientos, según el coronel Carlos Enrique Villadiego, comandante policial en ese territorio.
En otros departamentos como Chocó (noroeste), Cauca (suroeste) y Putumayo (sur) algunas mesas de votación no pudieron abrir porque sus jurados habían sido, al parecer, amenazados por los guerrilleros.
Tras la campaña electoral más pacífica de las últimas décadas, el Gobierno ha desplegado a más de 350.000 policías y militares para garantizar la seguridad en todo el territorio.
Casi 30 millones de colombianos están convocados a las urnas para elegir al sucesor de Uribe entre el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos y el candidato del Partido Verde, Antanas Mockus.