27 junio, 2010

OTRO ERROR ALLANA EL CAMINO ARGENTINO....

Maradona vivió la victoria de su selección con su intensidad habitual.

AFP
Tévez celebra el primero de sus dos tantos ante México.
Reuters
Europa Press
Johanesburgo
Actualizado domingo 27/06/2010 22:31
La selección argentina confirmó su presencia en los cuartos de final del Mundial tras derrotar (3-1) a México gracias a dos tantos de Carlos Tévez, el primero en claro fuera de juego y a uno de Higuaín, que ya suma cuatro durante el campeonato y sigue al frente de la tabla de máximos goleadores. [Narración y estadísticas]
Sin la brillantez ni la contundencia con la que saldó sus envites en la fase de grupos, la Argentina de Maradona se valió de un fuera de juego no señalado para adelantarse en el marcador. Un disparo de Messi fue aprovechado por Tévez, que puso el gol inicial de cabeza. Entre los dos tantos del 'apache', apareció Higuaín para hacer inútil el postrero gol de 'Chicharito' Hernández, que maquilló el marcador a 20 del final.
El 'Pipita' ha aguantado durante todo el curso críticas tan absurdas como vacías de contenido. El '9' argentino nunca ha alzado la voz. Se ha ceñido a su papel, el de goleador. Si a un equipo que cuenta con la batuta de Messi -menos brillante ante los de Aguirre-, le juntas jugadores del nivel de Tévez o Higuaín, te sale una mezcla explosiva y eso es lo que es esta selección.
Y es que de centro del campo hacia adelante es complicado encontrar un potencial semejante al de Argentina en el panorama futbolístico. A pesar de esto, el primer tanto llegó en posición ilegal. En el minuto 26, Tévez, que no sólo presiona, corre y lucha, sino que también marca, aprovechó un rechace para anotar el primero con un suave cabezazo cerca de la línea de meta.
Casi sin quererlo, como vienen las cosas cuando se está de dulce, los sudamericanos se encontraron el segundo. Un error infantil de Osorio en la salida de pelota fue aprovechado por Higuaín. El delantero del Real Madrid hizo gala de su mejoría en el 'mano a mano' y desbordó a Pérez casi sin quererlo, como un gran goleador.
Con el partido roto y el ánimo de su rival mermado, se preveía que Argentina enseñara todo lo que tiene. Pero lo poco que le exigió México fue suficiente para conformarse con el resultado, con el fondo más que con la forma. Con un Messi menos protagonista que en los partidos ante Nigeria, Corea del Sur y Grecia, fue Tévez el que puso algo diferente entre la monotonía reinante.
Al poco de comenzar la segunda parte, cuando se esperaba la reacción de los de Aguirre -entró Barrera por Bautista-, llegó el mazazo definitivo, la puntilla que alzó a Argentina y mandó a casa a México. Si Tévez sintió algo de remordimientos por anotar el primer gol en fuera de juego, se desquitó a gusto.
Un tremendo zapatazo desde fuera del área se coló por la escuadra mexicana. No por cómo fue, pero sí por el enfrentamiento y por el escenario, recordó al maravilloso tanto de Maxi Rodríguez, también ante México, en el Mundial de Alemania de 2006, donde la 'tri' tuvo al mismo verdugo.
Una Argentina que sólo vio un mínimo de peligro cuando 'Chicharito' Hernández dejó su firma en el partido con un buen gol a veinte del final. La albiceleste se ha encontrado un camino de rosas en estas dos primeras semanas de competición, pero tendrá una hueso duro de roer en la siguiente ronda. Para estar entre las cuatro mejores del mundo, debe superar a una Alemania que destruyó a Inglaterra en el otro partido de la jornada dominical.
El esperado choque entre dos campeonas del mundo será el sábado. Para entonces, se espera al mejor Messi, que a pesar de no ver puerta está cuajando un campeonato notable. Junto a él, Tevez, Higuaín y compañía retan a la Alemania de Müller y Özil. Argentina no está fuera de juego.