20 septiembre, 2009

A PESAR DE LA RABIA E HISTERIA EN MIAMI JUANES Y COMPAÑIA CANTARAN EN LA HABANA....

Una larga fila de cubanos esperan para entrar a la plaza.

Domingo, 20 de Septiembre de 2009 12:00

Una larga fila de cubanos aguarda para entrar a la PlazaOreidis Pimentel PérezCamagüey. Miles de habaneros terminaron de ver por la televisión el partido de béisbol entre Cuba y Holanda y ya muchos agarran sus pomos de agua para salir raudos camino a la enorme Plaza de la Revolución a soportar el intenso calor mientras tararean las canciones de Juanes, Bosé y Olga Tañón entre otros.

En otras regiones del país los más jóvenes esperan que llegue la hora de sentarse frente a la pequeña pantalla y otros, los de más edad, quizá conocerán la música del cantante colombiano que tanto revuelo despierta dentro y fuera de Cuba.

Ni siquiera faltan los estudiantes que viajaron 500 kilómetros para escuchar a sus ídolos musicales y que llaman por teléfono o mandan correos electrónicos para informar a sus familias: “Hace mucho calor pero ya la ciudad es un hervidero de gente que solo habla de Juanes, la Tañón y otros artistas más. Será fantástico. Luego les envío las fotos”, así reseña una joven estudiante de arte que junto a unos amigos viajó en auto desde Camagüey a La Habana solo para presenciar el concierto en vivo.
Su abuelo en casa recalca: “Yo no entiendo por qué la emprendieron contra el colombiano Juanes. Me parece natural que se realicen conciertos en Cuba y aunque no escucho música de ese tipo solo recuerdo de él una que siempre canta mi nieta: Tengo la camisa negra. Hasta yo voy a ver el concierto a ver por fin que tiene de malo esa música y a ver si comprendo el por qué de tanto escándalo en Miami. Creo que eso es bueno para divertir a la juventud.”
“Paz sin fronteras”, título de la presentación multinacional, será una oportunidad realmente increíble de ver juntos a Miguel Bosé, Luis Eduardo Aute, Víctor Manuel, Jovanotti, Silvio Rodríguez, Juan Fernando Velasco, Carlos Varela, Orishas y X Alfonso.

Aunque el sol y la humedad de una ciudad costera como La Habana provoquen la transpiración casi instantánea, los cálculos de público podrían quedarse por debajo de la realidad pues en varias ocasiones la explanada concentró cifras de personas bien elevadas durante actos y marchas conmemorativas.

Ya todo está listo, nada podrá contra el concierto que cuenta con un aseguramiento técnico de bocinas y mesas de sonido de primer nivel, mas, la retórica en contra de Paz sin fronteras fuera de Cuba, ahora asume la postura de la represión dentro del circuito.
Será muy difícil creer la versión miamense consistente en que dentro de un mar de pueblo las autoridades se encargarían de velar y apresar a los llamados disidentes, que por demás no representan un nutrido y representativo grupo, pero similares argumentos se emplearon con anterioridad al afirmar que durante las congregaciones políticas más de un millón de cubanos asistía por intimidación y represión.
Aún cuando continúen las agresiones contra Juanes, el espectáculo será visto en decenas de países de habla hispana y hasta los turistas de la red hotelera habanera se llevarán opiniones favorables del multitudinario escenario.

Solo quedan horas para escuchar a los artistas y en Cuba todo sigue igual: los jóvenes de La Habana se disputarán un sitio y en el resto del país la televisión dará la exclusiva del esperado concierto.