02 septiembre, 2009

MICHAEL JACKSON SERÀ ENTERRADO MAÑANA...(Jueves 3-9)

2009-2009
2002-2005

1988-1995


1982-1983

1978-1979

1972-1975

1966-1970

El cuerpo del cantante recibirá sepultura en el cementerio de Forest Lawn, en una ceremonia privada
EFE - Los Ángeles - 02/09/2009

Más de dos meses después de su muerte, Michael Jackson recibirá sepultura mañana jueves en el cementerio Forest Lawn de Glendale, en Los Angeles, en una ceremonia privada, para familia y amigos, y entre fuertes medidas de seguridad. El cantante, cuyo cuerpo se cree que yace en una cámara frigorífica del camposanto, encontrará el descanso eterno en la Terraza Sagrada del Gran Mausoleo, un área de acceso restringido que mantendrá su tumba protegida de curiosos, fanáticos y saqueadores.
El certificado de fallecimiento de Michael Jackson ya refleja el "homicidio"
700 personas recuerdan a Jackson al son de 'Thriller'

Las caras de Michael Jackson
FOTOS - EL PAÍS - 04-07-2009
La evolución de un mito. EL PAÍS
Los Jackson decidieron despedir al rey del pop en un evento limitado a los más allegados aunque, a pesar de sus ganas de privacidad, el acto concitará previsiblemente la atención mediática mundial como ha ocurrido con todo lo relacionado con el artista mientras vivía, y más aún tras su muerte el pasado 25 de junio.

Está previsto que Michael Jackson sea enterrado a las 19.00 hora local del jueves (02.00 GMT, del viernes), según confirmó hoy Jesse Derris, representante de la agencia de relaciones públicas Sunshine & Sachs, contratada por la familia del artista para sus comunicaciones con los medios. La fecha y el lugar del entierro trajo de cabeza a los Jackson desde que se produjo la trágica noticia del fallecimiento del autor de Thriller.
En un primer momento, la familia barajó trasladar los restos del cantante hasta su rancho de Neverland, en el condado de Santa Bárbara en el sur de California, para un funeral multitudinario y posterior entierro a principios de julio. La idea terminó por ser descartada por las complicaciones organizativas y, según la versión de los Jackson, por los trámites burocráticos necesarios para dar sepultura a una persona en esa finca, si bien las autoridades de la zona mostraron su buena disposición para facilitar las gestiones. Fue Joe Jackson, el patriarca del clan, quien hizo saber que su hijo esperaría sepultura el tiempo que fuese necesario para esclarecer las razones de su muerte, por si hubiese que volver a realizar más pruebas al cadáver.
El fin de una investigación
Finalmente, la autopsia reveló la semana pasada que la causa del fallecimiento del artista fue "una intoxicación aguda de propofol inyectado por otra persona", por lo que los forenses determinaron que se trató de un "homicidio". El propofol, un potente anestésico de uso hospitalario, fue administrado junto con otros calmantes por el que era su médico personal, Conrad Murray, según declaró el doctor a la Policía, aunque las autoridades aún no han presentado cargos en su contra.
Los expertos señalaron que el consumo habitual de estos fármacos por parte de Jackson y el hecho de que el cantante pidiera explícitamente propofol para conciliar el sueño podría dejar el caso sin un culpable claro. A pesar de que la investigación sigue su curso, la familia del rey del pop entendió que había llegado el momento de dar descanso eterno a Michael y establecieron el entierro para la mañana del sábado 29 de agosto en el cementerio Forest Lawn de Glendale, el día que habría cumplido 51 años. Sin embargo, poco después y sin explicar los motivos, los Jackson retrasaron la ceremonia hasta la tarde del 3 de septiembre.
Un cambio que, según la web especializada en famosos TMZ, supondrá que el coste del acto se multiplique como mínimo por tres, hasta los 150.000 dólares, comparado con lo que hubiera sido celebrar el evento el fin de semana. El 90 por ciento del valor de esa factura, que se cargará al emporio levantado por Jackson y gestionado ahora por los dos ejecutivos que el cantante nombró en su testamento, irá a parar a la Policía Local, que se encargará de cortar calles y convertir el camposanto en un fortín que incluso contará con vigilancia aérea. "No intentéis venir porque no seréis capaces ni tan siquiera de ver el verde de la hierba del Forest Lawn", alertó el sargento Tom Lorenz a los seguidores del artista.