20 septiembre, 2009

OBAMA SE DESMARCA DEL CONCIERTO DE JUANES....

Efe
Manuel Aguilera Cristóbal Miami
Actualizado domingo 20/09/2009 16:49 horas

"El Gobierno de Estados Unidos no es un promotor de conciertos". De esta forma el presidente Barack Obama se ha desmarcado del apoyo oficial que los promotores de la actuación de Juanes y otros artista en La Habana han estado vendiendo a los medios de comunicación.
El presidente ha hecho estas declaraciones en una entrevista que ha concedido al periodista mexicano Jorge Ramos para Univisión la cadena líder entre los hispanos de EEUU.
Juanes se entrevistó hace algunas semanas con la secretaria de estado, Hillary Clinton, para contarle los detalles del concierto Paz sin Fronteras, lo que había sido interpretado como un apoyo del ejecutivo a la iniciativa. Sin embargo, Obama se ha limitado a resaltar que el artista colombiano "es una gran músico" y que "aunque el concierto no va a ser perjudicial tampoco sabe cuánto va ayudar" a mejorar las relaciones con Cuba y a conseguir mejoras democráticas.

En la entrevista que se ha centrado fundamentalmente en la reforma de salud y en su promesa de reforma migratoria, Obama ha afirmado que no cree que las críticas hacia él tengan un carácter racista como ha denunciado el ex presidente Jimmy Carter. "Creo que hay personas que hay personas que piensan que el Gobierno no puede hacer nada bien sea del tipo que sea". Son personas «que están inyectando veneno a la sociedad».
Sobre la reforma de Salud ha insistido en que los indocumentados no van a tener derecho ni siquiera a un seguro privado y que "la opción pública no esta muerta". Se ha mostrado convencido de que la reforma saldrá adelante finalmente: "Me encantaría tener los votos de los republicanos... Aún así tengo votos suficientes".

Ante la pregunta sobre si va a cumplir su promesa al electorado latino de aprobar la reforma migratoria en el primer año de su gobierno, Obama no ha sido tan contundente. Ha restado importancia a la fecha para que el proyecto sea aprobado y se ha excusado asegurando que la reforma de salud le está llevando más tiempo del que esperaba. Aunque no ha dado fecha ha asegurado que resolverá el problema de los 12 millones de indocumentados que hay en Estados Unidos.