29 julio, 2009

UNA MUJER DECAPITA SU BEBE PORQUE "SE LO MANDÒ EL DIABLO"

ABC NUEVA YORK
Una mujer del estado de Texas, en el sur de Estados Unidos, decapitó la madrugada del pasado sábado a su hijo recién nacido, de apenas un mes, y horas después confesó a la Policía que lo hizo porque «el diablo me obligó».
Esta fotografía del 28 de julio del 2009, distribuida por Scott Buchholz, muestra a Otty Sánchez con su hijo Wesley Buccholz, en San Antonio. Sáncez está acusada de decapitar al menor y podría ser condenada a muerteScott Bucholz / AP foto
Otty Sánchez, de 33 años de edad, aseguró en su declaración que «escuchaba voces» que le exigían que degollara al pequeño. El dantesco infanticidio tuvo lugar en el domicilio familiar, en San Antonio (Texas), donde Sánchez cortó la cabeza a su hijo, Scott Wesley Buchholtz, y después mutiló a conciencia el cuerpo del bebé.
La Policía de San Antonio, que asegura que se trata del crimen «más espantoso de los últimos tiempos» contra un menor, ha explicado que fue la abuela del pequeño -madre de Sánchez- quien llamó al 911 para denunciar que su hija había matado al bebé.
Cuando los agentes llegaron a la vivienda encontraron a Otty Sánchez gritando «he matado a mi hijo, quiero morir». La mujer fue trasladada a un hospital, ya que al parecer se autolesionó con el mismo cuchillo en el abdomen y el pecho. El portavoz de la Policía, Joe Ríos, afirmó que se enfrenta a la pena de muerte en caso de ser encontrada culpable de asesinato. El juez ha fijado su fianza en un millón de dólares (700.000
-----------
Madre de bebé decapitado: "No quise hacerlo"

Por PAUL J. WEBER
The Associated Press
SAN ANTONIO -- Una madre acusada de decapitar a su bebé de 3 semanas y media de nacido gritaba: "No quise hacerlo, él me lo ordenó", mientras su hermana solicitaba una ambulancia en una llamada desesperada de cuatro minutos a los servicios de emergencia, divulgada el miércoles.
Otty Sánchez, quien habría dicho a la policía que fue el diablo quien le ordenó matar y mutilar a su único niño, grita también en la grabación, "lo amo", y dice que se dio una cuchillada en el pecho y otra en el vientre mientras su hermana Priscilla trata de consolar a la madre de 33 años.
Después de que la persona que atendió la llamada le dice a García que una ambulancia está en camino, la hermana grita tres veces: "¡Dios mío!"

Sánchez está acusada de asesinato premeditado por la muerte de Scott Wesley Buccholz Sánchez, a quien las autoridades hallaron decapitado y mutilado en una alcoba de la casa de la hermana, el domingo por la madrugada.
La policía dijo que Sánchez arrancó a mordidas tres dedos de los pies del infante y se comió parte del cerebro.
García dice a su interlocutor en el teléfono que su hermana ha apuñalado al niño y que hay sangre por toda la cama.
"Enloqueció la noche anterior. Escuchaba voces", relata García. "Me trajo una y otra vez al bebé. Finalmente se calmó y yo le llevé otra vez al bebé. Y ahora los gritos me despertaron".
"El bebé está muerto, está muerto. Por favor, que venga alguien".

Sánchez permanece detenida y se le ha fijado una fianza de un millón de dólares. Se desconocía el miércoles si contaba con un abogado.
Scott W. Buchholz, padre del menor, dijo que Sánchez sufrió depresión postparto y le confesó que era esquizofrénica una semana antes del asesinato. Buchholz, quien también dijo ser esquizofrénico, señaló que quiere que la mujer sea ejecutada.

4 comentarios:

JJones dijo...

Otty Sanchez was a Jehovah's Witness -- as was her own mother and other relatives. Yes, these are the same nuts who make a drama out of allowing themselves and their children to die rather than accept a blood transfusion because the WatchTower Society claims that accepting a blood transfusion is the same thing as eating blood.

Why has the media deleted this irony from all reports?

Here is the first of 10 webpages devoted to murders and other crimes committed by JWs:

jwdivorces.bravehost.com/familicide.html

Anónimo dijo...

Otty Sanchez was a Jehovah's Witness -- as was her own mother and other relatives. Yes, these are the same nuts who make a drama out of allowing themselves and their children to die rather than accept a blood transfusion because the WatchTower Society claims that accepting a blood transfusion is the same thing as eating blood.

Why has the media deleted this irony from all reports?

Here is the first of 10 webpages devoted to murders and other crimes committed by JWs:

jwdivorces.bravehost.com/familicide.html

JJones dijo...

Otty Sanchez was a Jehovah's Witness -- as was her own mother and other relatives. Yes, these are the same nuts who make a drama out of allowing themselves and their children to die rather than accept a blood transfusion because the WatchTower Society claims that accepting a blood transfusion is the same thing as eating blood.

Why has the media deleted this irony from all reports?

Here is the first of 10 webpages devoted to murders and other crimes committed by JWs:

jwdivorces.bravehost.com/familicide.html

Silent Violent dijo...

Este medio día salió en las noticias que un hombre decapitó a su hija de 2 años. Después de cometer el asesinato, llamó a la policía y les dijo:
"el me lo dijo, el diablo me dijo que lo hiciera"
Sinceramente veo como una tremenda atrocidad que sucedan cosas así.
Padres asesinando a sus propios hijos...
¿Qué mundo es este que tolera cosas así? :'(