22 julio, 2010

SUBEN A 1,570 LOS DESPLAZADOS POR INTENSAS LLUVIAS...

SANTO DOMINGO (R. Dominicana).- Al menos 1.570 personas se han desplazado en la República Dominicana a causa de las fuertes lluvias que afectan al país, debido a una onda tropical que atraviesa la región del Caribe, informó hoy el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) local.
Las precipitaciones han afectado 314 viviendas y destruido tres en la capital del país, Santo Domingo, y en las provincias San Cristóbal (sur) y San Pedro de Macorís (este), según el organismo de emergencia.
El COE reportó que catorce localidades están incomunicadas en San Cristóbal y en la provincia Duarte (norte) a causa de las inundaciones provocadas por los fuertes aguaceros.
Los aguaceros están relacionados con una onda tropical que hoy se transformó en depresión tropical en la parte sureste de Bahamas y que se mueve hacia el oeste noroeste con un alto potencial de convertirse en tormenta, según informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.
Por su parte, la Oficina Nacional de Meteorología dominicana precisó que el amplio campo nuboso que acompaña al fenómeno "seguirá incidiendo" sobre el país "produciendo aguaceros con tormentas eléctricas y ráfagas de vientos en gran parte del territorio nacional".
El COE confirmó hoy la alerta roja declarada para las provincias María Trinidad Sánchez (nordeste), Duarte (norte) y Monte Plata (sureste).
Asimismo, ratificó la situación de alerta verde que por probables inundaciones declaró para las provincias de Santiago, Espaillat, Barahona, San José de Ocoa, Peravia, Hato Mayor, El Seibo, La Altagracia, La Romana, San Pedro de Macorís y La Vega
El organismo de emergencia también confirmó la alerta amarilla para el Distrito Nacional (centro de la capital) y para las provincias Santo Domingo, Monseñor Nouel, Samaná, Sánchez Ramírez y San Cristóbal.
El COE recomendó a los residentes de dichas provincias y, en especial, a los habitantes de zonas vulnerables a deslizamientos de tierra y a los ubicados próximos a ríos, arroyos y cañadas tomar las medidas de precaución contra desbordamientos.
Asimismo, instó a las frágiles y pequeñas embarcaciones de las costa atlántica y la Bahía de Samaná permanecer en puerto por los vientos y olas anormales.
En tanto, recomendó a las embarcaciones frágiles y pequeñas de la costa caribeña navegar con precaución cerca de la costa sin aventurarse mar afuera. EFE