11 julio, 2010

SIN NERVIOS EN EL DIA D...



Varios jugadores de la Selección, en el estadio Soccer City de Johanesburgo.
Ap

Carlos E. Carbajosa (Enviado especial)
Johanesburgo

Actualizado domingo 11/07/2010 13:36 horas
Johannesburgo está colapsado, los aledaños del Soccer City comienzan a llenarse de color rojo y 'orange' (por ese orden) y el estadio reventará al filo de las 18.30 horas, cuando de comienzo el espectáculo de música y luces previo a la gran final. El último día del Mundial está a punto de desbordarse, como las ilusiones de millones de españoles, pendientes de un equipo destinado a hacer historia. Todos están con los nervios a flor de piel.

Todos menos un grupo formidable, la selección española, que irradia tranquilidad en el día más importante de su historia. Increíble pero cierto. Al filo de las 14.00 horas, cita en un salón del hotel de concentración para tomar las proteínas y calorías necesarias.
Para todos los que están convencidos de que España conquistará hoy el título de los títulos, el próximo almuerzo de la selección será la comida de mis campeones. Ensalada, pescao y carne a la planca, fruta... Muy poca grasa. Miles de voluntarios, policías, vigilantes, miembros de la organización y periodistas toman sus posiciones en el impresionante 'Ovni'. Todo va tomando el cuerpo de una jornada inolvidable.
Holanda ya está aquí
De momento, miles de aficionados comienzan a tomar posiciones junto a las puertas del Soccer City a varias horas para el comienzo de la final. Los nervios sí parece que van con ellos, aunque los intentan sofocar con alcohol. Según se acercan las riadas de 'oranges' se les puede ver cómo lanzan las botellas de cristal antes de abrir otras. La expectación es máxima en un lugar del estadio. La sala de prensa está prácticamente abarrotada. El encuentro será seguido en directo por televisión en todo el mundo por alrededor de unos 800 millones de personas. Se trata del acontecimiento deportivo que será el más visto en la historia.