01 julio, 2010

HURACAN ALEX TOCA TIERRA EN MÉXICO...

">

Redacción
BBC Mundo


El huracán Alex tocó tierra en las costas del noreste de México, en el estado de Tamaulipas, tras aumentar a categoría 2, con vientos sostenidos de 155 kilómetros por hora. El ciclón obligó a evacuar a miles de personas de sus casas.
El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés), advirtió que los vientos del huracán se extienden con fuerza de tormenta a una distancia de 110 kilómetros de su centro.
Se mantiene la alerta en la franja noreste de la costa de México entre La Cruz y la desembocadura del Río Grande, y en Texas, Estados Unidos, entre ese mismo río y la Bahía Baffin.
En precaución, al menos 7.000 personas de las localidades costeras de Tamaulipas, fueron trasladadas a albergues en el interior, como explicó el corresponsal de BBC Mundo en México, Alberto Nájar.

Además, se suspendieron las clases en dicho estado y en el vecino Nuevo León, y cerca de 700 escuelas serán habilitadas albergar a los damnificados.

Peligro de inundaciones y deslizamientos de tierra

Los meteorólogos predijeron que Alex dejará fuertes lluvias (de hasta 30 cms) que previsiblemente provocarán deslizamientos de tierra e inundaciones.

Precisamente, como apuntó Nájar, en prevención ante posibles deslaves, las autoridades evacuaron a 5.000 familias de Monterrey, la capital de Nuevo León "que habitan zonas de alto riesgo en las partes altas de la ciudad".

Unas 700 escuelas se utilizarán como albergues para los evacuados en México.
El corresponsal explicó que, en otros puntos, los habitantes se prepararon para el paso de Alex: "algunos protegieron sus ventanas con cinta, otros hicieron compras de emergencia o llenaron los tanques de sus automóviles", dijo.
Nájar apuntó además que "los sindicatos acordaron con organizaciones empresariales que sean tolerantes con los empleados que lleguen tarde o no asistan a las jornadas laborales".

Antes de tocar tierra en esa zona de México, el primer huracán de la temporada del Atlántico dejó doce muertos y 25.000 damnificados en Centroamérica.

En Texas las lluvias anegaron carreteras y las autoridades urgieron a los ciudadanos a abandonar las zonas costeras.

Además, el gobernador anunció que 2.500 militares se movilizaron para colaborar en la respuesta ante el huracán.

Petróleo en el Golfo de México
A su paso por el Golfo de México, Alex complicó en las labores de limpieza del vertido de Britisth Petroleum.
La limpieza del vertido de BP en el Golfo de México tuvo que suspenderse parcialmente.
Sin embargo, pese al mal tiempo, las embarcaciones que trabajan para recoger petróleo en alta mar pudieron volver a faenar, tras haber tenido que permanecer amarradas a puerto el día anterior.

Aunque, los fuertes vientos en la zona obligaron a suspender la quema controlada de petróleo.

Según el gobierno mexicano, Alex obligó a suspender la producción de más de 420.000 barriles por día en el Golfo de México, que supone un cuarto del total.

Aunque informó de que este miércoles pudieron abrirse ya los dos puertos petroleros, responsables del 80% de las exportaciones del país, cerrados desde el domingo.

Sin embargo, se mantiene el estado de alerta. La compañía estatal petrolera de Brasil Petrobrás, anunció que evacuó a su personal de una plataforma en el Golfo de México, y la privada Shell dijo que al menos 930 de sus trabajadores regresaron a tierra por precaución.