03 marzo, 2010

UNA REPLICA DE MAGNITUD 5,9 SACUDE CONCEPCIÓN Y SIEMBRA EL PÁNICO EN CHILE....

El edificio de 15 pisos se vino abajo como un castillo de naipes en la ciudad de Concepción. El milagro: casi todos sus ocupantes sobrevivieron- AP
Dos soldados inmovilizan a un hombre tras un saqueo en la localidad de Hualpen, localidad cercana a Cocepción, el martes 2 de marzo, tras el despliegue del Ejército.- AP


Rescatadas con vida 79 personas de un edificio destruido.- La presidenta Bachelet asegura que no habrá escasez de alimentos o combustible.- La Armada entona 'mea culpa' por no alertar sobre el tsunami
EL PAÍS / AGENCIAS - Santiago - 03/03/2010

Ve en directo las consecuencias del temblor en el Canal 24 horas de la televisión nacional chilena o escucha la emisora de ADN Chile (Unión Radio) Sigue los testimonios de los testigos en Twitter: @el_pais/terremoto-chile, #Concepcion y #Chile ¿Estás intentando localizar a alguien? Google ha habilitado un buscador de personas

Una réplica más fuerte de las decenas que se han registrado desde el terremoto del sábado pasado sembró este miércoles el pánico de un nuevo tsunami en Chile. Las autoridades, criticadas por la falta de alerta del maremoto que desató el seísmo de magnitud 8,8, declararon de inmediato el peligro de olas gigantescas en toda la costa chilena. En Constitución, una de las zonas más golpeadas por el tsunami, los carabineros dieron la alerta por altavoces y la gente corrió en sus vehículos hacia los cerros y zonas más altas, informa Manuel Délano. Minutos después, la alerta fue levantada.

El edificio de 15 pisos se vino abajo como un castillo de naipes en la ciudad de Concepción. El milagro: casi todos sus ocupantes sobrevivieron- AP

Según el Instituto Sismológico de Estados Unidos (USGS), esta réplica fue de magnitud 5,9 y se registró a las 14:45 (17:45 GMT), con epicentro a unos 40 kilómetros al noroeste de Concepción, a una profundidad de unos 30 kilómetros. Fue una de las cinco que se sintieron este miércoles con magnitud superior a 5. Otra de 5,6 grados se produjo a las 16:58 horas (19:58 GMT) y su epicentro se situó a 27 kilómetros de profundidad bajo el mar, a unos 33 kilómetros al suroeste de Valparaíso y a 115 de Santiago, frente a la localidad costera de El Tabo.

Desde el terremoto del sábado se han producido unas 200 réplicas, la mitad de ellas de magnitudes superiores a cinco. Según los expertos, la situación se mantendrá al menos durante unos dos meses.

Rescate
En tanto, los cuerpos de rescate han logrado sacar con vida a 79 personas de entre los escombros del edificio que se derrumbó por completo en Concepción a consecuencia del terremoto magnitud 8,8 que sacudió el centro y sur del país el sábado pasado. El comandante de Bomberos Juan Carlos Subercaseaux ha informado de que apenas unas seis personas se encuentran desaparecidas, las cuales se podrían encontrar en los 20 apartamentos que faltan por revisar del edificio de 15 plantas que quedó reducido a escombros.
"Temíamos que un centenar de personas hubieran muerto al desplomarse el edificio, pero gracias a Dios el número es mucho menor", ha dicho Subercaseaux, al detallar que sólo han encontrados siete cadáveres. El edificio Alto Río de Concepción ha sido uno de los inmuebles más afectados por el llamado "megaterremoto" y el posterior tsunami que desató y que se han cobrado la vida de 800 personas en Chile.

La cifra de muertos posiblemente aumentará, pues algunos informes indican que el número de desaparecidos llega hasta 500 sólo en Constitución, la ciudad hasta ahora más azotada por tres tsunamis , con olas de 10 metros. Constitución, con una población de casi 40.000 habitantes, concentra casi la mitad de la cifra oficial de fallecidos.

Las autoridades han advertido de que los desaparecidos podrían haber huido en busca de la seguridad y no han podido comunicarse con sus familiares por el daño que sufrieron las líneas telefónicas. Oficialmente, el Gobierno indica que la cifra de desaparecidos llega a 19, basado en casos específicos que han sido informados a la policía.

Saqueos controlados
Tras varios días de saqueos y violencia , las fuerzas de seguridad han logrado el control de la golpeada Concepción. Aún está vigente el toque de queda de 18 horas bajo la celosa vigilancia de unos 14.000 soldados que patrullan las calles para mantener el orden y la distribución apropiada de agua y alimentos. La alcaldesa de Concepción, Jacqueline Van Rysselbergher, ha destacado que "la situación se calmó gracias a la organización de los vecinos, algunos incluso con armas".
La presidenta Michelle Bachelet ha asegurado hoy a la población que no hay ni habrá escasez de alimentos o combustible. El Gobierno de Bachelet, a punto de entregar el poder a su sucesor, Sebastián Piñera, se ha visto contra las cuerdas por las críticas de que la falta de aviso del tsunami generó más muertes que el mismo seísmo.

Admisión de fallos
La Armada chilena ha admitido hoy que falló en advertir claramente sobre el devastador tsunami que barrió las costas chilenas. Según un documento obtenido por el diario El Mercurio, la fuerza del sismo no disparó de inmediato la alarma temprana contra tsunamis, porque se consideró que no había riesgos ya que se creía que el epicentro del terremoto estaba en tierra firme.

Después, al confirmarse un movimiento inusual del nivel del mar se declaró la alerta que fue levantada cuando la olas gigantes aún se dirigían hacia la costa.
"Fuimos pocos claros en la información que le entregamos, no fuimos suficientemente precisos para decirle a la Presidenta se mantiene o se cancela (la alerta de tsunamis) Hubo titubeo por parte nuestra", dijo al canal TVN el comandante en jefe de la Armada, almirante Edmundo González.

Tras el sismo, olas de hasta 15 metros arrasaron con pueblos costeros, islas, puertos y caletas, dejando un número indeterminado de desaparecidos. En algunas zonas, el agua ingresó más de dos kilómetros tierra adentro, causando la muerte a cientos de personas. En el Gobierno de Bachelet, que deja su cargo el 11 de marzo, se adelantó que ya vendrá el momento de la "caza de brujas", pues ahora se concentraría en las labores de búsqueda de sobrevivientes.