24 octubre, 2014

"UNA COSA ES LO QUE ES...Y NO LO QUE DEBERÌA SER"

Cuando el Dr. Leonel Fernàndez vislumbrò por primera vez el apoyo que le ofrecìa el Partido Reformista Social Cristiano, y la consecuente formacion del Frente Patriòtico Nacional con miras a la segunda vuelta, sabìa muy bien a lo que se exponìa: sabìa que los disgustos estarìan a la orden del dìa, principalmente en aquellas personas que le apoyaban abiertamente y no querìan nada que les oliera a Balaguer y mucho menos el anillo palaciego: sabìa a lo que se exponìa con aquellos militantes de su partido poseedores de una mìstica sublime y que no dejaron de externar el asombro e incredulidad que tal hecho les producìa; ; sabìa que estaba expuesto a grandes crìticas que le enturbiaron el ànimo y lo hicieron sufrir, pero no obstante se armò de una paciencia estoica y esperò calmadamente y con gran confianza los resultados que como consecuencia de este pacto marcarìan su vida como polìtico.


Si bien, los resultados fueron de todos conocidos, el Dr. Leonel Fernàndez supo en su momento que no hizo otra cosa que fuera abrazarse al mètodo filosòfico que divulgara William James, y que proclama que el ùnico cirterio para juzgar la verdad de cualquier hecho o situaciòn se ha de fundamentar en sus efectos pràcticos.


A todo esto no se puede dejar de reconocer en Balaguer su capacidad pragmàtica, el cogìa y dejaba segùn su personal convicciòn de donde sea y de donde venga y esto es precisamente lo que estuvo haciendo a lo largo de sus 60 años de vida polìtica, y no hay que dudar que ya en el ocaso de su vida delegò la herencia de su liderazgo al Dr. Leonel Fernàndez, sòlo el sabrà porquè lo hizo, mas sin embargo no hay que hacer muchas elucubraciones para comprender su actitud, hoy dìa lo estamos viendo, no le interesaba que el PRSC sobreviviera màs allà de su muerte, màs esto no lo han comprendido algunos de sus dirigente aunque otros asimilaron la lecciòn.


La gran decisiciòn del Dr. Leonel Fernàndez aceptando el apoyo de una fuerza polìtica antagònica durante años, que entendiò en su momento era lo que mas convenìa para asì lograr su meta, que no es mas que la de todo polìtico, la consecucion del poder, llevan a poner en juicio ciertas actitudes conductuales entre otros polìticos nuestros, que no obstante encontrarnos pràcticamente comenzando el siglo XXI , todavìa en sus grandes decisiones se dejan llevar por el sentimentalismo y el agradecimiento.


El ser pragmàtico nos permite tener los pies sobre la tierra y actuar de acuerdo a lo que el MOMENTUM demanda, los caminos hay que dejarlos abiertos para ese futuro incierto que rodea la vida de todo polìtico, ya que està mas que comprobado que nuestro gran enemigo de hoy puede ser nuestro aliado del mañana y viceversa.


El pragmatìsmo como filosofia doctrinaria està ausente en la mayoria de nuestros polìticos, que todavìa en estos nuevos tiempos que discurren, escuchan mas la voz del corazìn y de los sentimientos en vez de actuar en determinado momento de acuerdo a la realidad que los circunda, de acuerdo lo que mas convenga a sus intereses y por ende a los de su partido que de paso los llevaran a la ocupaciòn de la pirmera magistratura del Estado, que es la meta primordial de todo polìtico.




1 comentario:

Anita linaza dijo...

http://piensoloquepienso-alt.blogspot.com.es/2015/01/el-chico-del-abrigo-azul.html

Visita mi blog, no pierdes nada y quiza te gusta...
un saludo. =)