27 octubre, 2009

INSOMNES POR MICHAEL JACKSON....

Dos seguidoras de Michael Jackson posan antes del estreno del documental This is it en un cine en la calle de Fuencarral.- SAMUEL SÁNCHEZ

Doscientas personas se unen al estreno simultáneo del documental 'This is it'
BEATRIZ JIMÉNEZ - Madrid - 28/10/2009

Si Rosala Vega se duerme hoy en su trabajo como limpiadora tendrá excusa: Michael Jackson. El destino quiso que anoche fuera una de las afortunadas en el sorteo de entradas para ver la primera el documental sobre los últimos ensayos del mito. This is it llenó de fans del rey de pop el cine Proyecciones, donde pudieron disfrutar, además de con la première de la película, con las conexiones en directo desde Los Ángeles, donde varias estrellas se juntaron también para ver el legado póstumo de Jackson.

Ivet esperó siete horas por la entrada: "Michael no ha muerto"
A medianoche entraron al cine para ver vía satélite la alfombra roja

"El documental será una pasada", decía Rosala, junto a su hija Melanie, de 13 años y también fan de Jackson, "como todo lo que hacía Michael". Acababa de recibir la entrada doble para ver la película, que comenzó a las dos de la madrugada, y todavía no se lo creía. "Entro a trabajar a las 6.30, pero merece la pena", aseguraba. A esa hora habrá sonado el despertador de Manuel ("Lolo Gigoló en el club de fans"), pero el madrileño, de 27 años, tenía que ver el estreno mundial de This is it.

Era lo mínimo después de que el pasado 25 de junio se truncara el sueño de su vida. "Tenía entradas para uno de los conciertos de Londres, tenía el viaje, el hotel... todo", se lamentaba. Pero con la muerte de Jackson se truncó la gira que estaba preparando y, con ella, la ilusión de Lolo por segunda vez. "Cuando vino a Barcelona en el 97 también tenía entradas pero al final se canceló el concierto". Queriendo ver el lado positivo, Lolo contaba que los 500 euros de la entrada de Londres le habían ayudado para la entrada del piso, "en el que Michael Jackson tendrá una habitación propia" para todos los objetos que lleva coleccionando desde los cinco años. "Soy un friki, friki", confesaba contento.

El estreno más esperado del año nació por casualidad, fruto de la desgracia. El equipo de Jackson grababa sus ensayos de la gira de conciertos que iba a comenzar el 13 de julio en Londres para que esas imágenes ayudaran a ver los posibles errores y mejorar así las actuaciones. Con la muerte del cantante se han convertido en un lucrativo negocio. Sony se hizo con los derechos por 60 millones de dólares (más de de 40 millones de euros), después de luchar por ellos con otros tres grandes estudios como Paramount, Universal y Fox.

Algunos analistas de Hollywood calculan que el documental This is it puede recaudar más 600 millones de dólares (más de 400 millones de euros) durante las dos semanas que estará en los cines. Aparte están los ingresos de la antología con el mismo nombre, con 14 de los éxitos de Jackson y varias rarezas. Nada nuevo para el cantante, el artista estadounidense que mayor número de discos ha vendido: 750 millones en todo el mundo. El rey es negocio seguro, aún cuatro meses después de muerto.

Poco les importaba el lado económico.... Lo que querían era bailar y honrar la memoria de su ídolo. Para ellos se había montado un pequeño escenario desde el que Sergio Alcover y Yurena, del programa de Cuatro Fama ¡a bailar! iban sorteando las entradas. También un coreógrafo animaba a bailar al público, mientras en una pantalla se proyectaba el tráiler del documental.

Algunas, como Ivet Castillo, habían sido más previsoras. Fue la segunda en la cola para conseguir las 50 entradas gratuitas que repartían en taquilla. Siete horas de espera, "recordando canciones de Michael y los pasos de sus bailes", para asegurarse poder ver This is it. "Lloré cuando murió, no me lo creía", aseguraba Ivet. "Todavía no me lo creo, para mí no ha muerto".

Las decenas de fans se congregaron en la calle Fuencarral desde las diez de la noche, cuando Alcover y Yurena comenzaron el show con un baile de homenaje a Jackson. Luego, más música, más bailes, y seguidores caracterizados como su ídolo. Como Gema Vanesa, con un sombrero negro en la cabeza y una chaqueta oscura al más puro estilo Jackson. "Espero que el documental refleje bien la personalidad de Michael", comentaba la joven, que tampoco se creía todavía la muerte del cantante. "Pensábamos que iba a vivir eternamente".

Gema y los tres amigos que le acompañaban habían conseguido las entradas el pasado sábado, después de "un madrugón". A las siete de la mañana estaban a las puertas del Fnac, donde también repartieron entradas para el estreno. "Esperemos que sea un documental interesante y no simplemente una manera de sacar dinero con Michael", comentaba Juan, uno de los amigos, "que nos muestre cosas inéditas de los ensayos o entrevistas".

El profesor de Fama Sergio Alcover, seguidor confeso del artista, también estaba nervioso antes de ver el documental. "Espero ensayos, ensayos y más ensayos", afirmaba. "Conciertos ya he visto muchos". Aunque nunca en directo, "porque era pequeñito cuando vino a España y mi madre no me dejó", explicaba tras el escenario, entre foto y foto con seguidoras del programa televisivo. Alcover entretuvo al público durante dos horas. Aunque los asistentes también participaron y subieron al escenario para demostrar su pericia imitando a Jackson.

A las doce, los jacko-adictos entraron al cine para ver las conexiones con la alfombra roja del Nokia Theatre de Los Ángeles. Y, para terminar, a las dos de la madrugada, This is it. Casi dos horas de los últimos ensayos de Michael Jackson. El mito, más muerto viviente que nunca.