21 mayo, 2010

QUE SUPONDRÁ LA VIDA ARTIFICIAL?....


Redacción
BBC Mundo

La nueva técnica podría servir para luchar contra el cambio climático, pero también para fines destructivos.

Investigadores de Estados Unidos crearon la primera célula sintética. El avance es considerado por muchos expertos como revolucionario, porque -aseguran- es un paso crucial hacia la creación de vida artificial. La BBC analiza las claves de este polémico adelanto.

¿Crearon estos científicos vida artificial?
Ellos lo llaman célula artificial, así que sí. Aunque ésta, en concreto una bacteria, fue obtenida a partir de otra bacteria natural a la que implantaron ADN artificial, por ello argumentan que se trata de la primera forma de vida controlada por ADN artificial.

Además, los investigadores emplearon "las herramientas de la naturaleza" para construir el nuevo cromosoma (el paquete de ADN que contiene el material genético necesitado por la célula para vivir y reproducirse).
El Doctor Craig Venter y sus compañeros esperan usar la misma tecnología para diseñar nuevas bacterias desde cero.

¿Cuáles son las aplicaciones de estas bacterias creadas por humanos?
Hemos tenido en cuenta la opinión de varios informes sobre las implicaciones éticas de nuestra investigación
Las bacterias artificiales podrían servir para producir energía, nuevas vacunas o para luchar contra el cambio climático.
Con ese objetivo, los científicos cuentan con la colaboración de compañías farmacéuticas y del sector de la energía.
Esperan asimismo que las células sintéticas sirvan para absorber el dióxido de carbono que contamina la atmósfera.

¿Podrían usar la misma técnica para crear organismos más complejos que las bacterias, como las plantas o los animales?
En teoría sí. Aunque el objetivo actual es diseñar y construir bacterias, que son organismos unicelulares.
La información genética de las bacterias es muy simple y eso las convierte en el candidato ideal para producir sustancias útiles para los seres humanos. Venter cree que estas bacterias de laboratorio podrían "suponer el inicio de una nueva revolución industrial".
Las bacterias tienen un genoma con una información circular y sencilla de copiar. Por el contrario, cada célula del cuerpo humano contiene 23 pares de cromosomas lineales y con mucha más información.
Venter cree que extender esta técnica a organismos más complejos, como las plantas, es posible, pero su consecución dista aún muchos años.

¿Es ético crear vida artificial?
Esta tecnología podría servir en el futuro para crear las armas biológicas más potentes jamás imaginadas
Algunos críticos han acusado a Venter y a sus colegas de "jugar a ser Dios" y creen que los humanos no deberían contemplar la posibilidad de diseñar vida sintética.
Otros han advertido sobre los problemas de seguridad de esta nueva tecnología.
El profesor de ética aplicada de la Universidad de Oxford, Julian Savulescu, cree que su potencial "se desarrollará en el largo plazo, pero será importante: reducir la contaminación, obtener nuevas fuentes de energía y nuevas formas de comunicación".
"Pero los riesgos son también muy altos", continúa. "Necesitamos fijar nuevas pautas de seguridad para este tipo de investigación revolucionaria que nos protejan de un potencial uso terrorista o de su abuso por los militares".

"Esta tecnología podría servir en el futuro para crear las armas biológicas más potentes jamás imaginadas".

El doctor Venter subraya que él y sus colegas han tenido en cuenta estos problemas éticos y de seguridad desde que comenzaron sus primeros experimentos en el campo de la biología sintética.
"Solicitamos una extensa evaluación ética de la investigación", explicó.
"En 2003, cuando creamos el primer virus artificial, la revisión de sus implicaciones éticas llegó incluso hasta la Casa Blanca y hemos tenido en cuenta la opinión de la Academia Nacional de Ciencias, que redactó un amplio informe sobre este nuevo campo de investigación".
"Pensamos que son cuestiones importantes y llamamos a una discusión continua de la que queremos formar parte".