29 mayo, 2010

DOS VOLCANES EN ERUPCIÓN PONEN EN ALERTA A ECUADOR Y GUATEMALA

La columna de ceniza del Tungurahua

El volcán Tungurahua de Ecuador (i). La ceniza del Pacaya afecta a la población en Guatemala.

Actualizado sábado 29/05/2010 13:12 horas

Dos volcanes hicieron erupción este viernes en Latinoamérica dejando desolación a su paso. En Guatemala el volcan Pacaya afectó un área de unos 100 kilómetros de radio en la zona central del país, mientras que en Ecuador el volcán Tungurahua emitió una columna de ceniza de siete kilómetros de altura.
El aeropuerto internacional 'José Joaquín de Olmedo' de la ciudad ecuatoriana de Guayaquil cerró este viernes sus operaciones por la cantidad de ceniza que afectó al lugar, producto de la erupción ocurrida en la mañana por el volcán Tungurahua, de 5.010 metros de altura, ubicado a 130 kilómetros de Quito.
A pesar de que la actividad del volcán presenta "una pequeña tendencia descendente", según el director del Instituto Geofísico, Hugo Yépez, la cantidad de ceniza en la atmósfera "rebasó ya los estándares internacionales para continuar con operaciones aéreas".
Yépez explicó que el evento volcánico de este viernes es similar al de 2006, que causó fuertes daños en la vialidad y la agricultura, aislando a las poblaciones aledañas al Tungurahua.

La columna de ceniza del Tungurahua.
La erupción, catalogada como "grande" por los técnicos del Geofísico, provocó la evacuación de los poblados de Cusúa y Juive Grande.
Los técnicos señalaron que esa explosión, ocurrida a las 8:15 horas (13:15 GMT), provocó una columna de ceniza de siete kilómetros de altura y continúa el aumento de flujos piroclásticos.
El alcalde de la ciudad de Baños, Hugo Pineda, informó de la restricción de la circulación de vehículos en la vía Baños-Ambato, que ya fue afectada hace unos días por la caída de un lahar del volcán Reventador, en la Amazonia, a causa de la lluvia.
El Tungurahua inició este proceso eruptivo en 1999 y desde entonces ha ido cambiando de alerta amarilla a alerta naranja. Hizo una fuerte erupción hace cuatro años causando daños materiales en el sistema vial y en la agricultura.

Evacuaciones muerte y desolación en Guatemala
La erupción del volcán Pacaya, que el jueves sorprendió a los guatemaltecos y afectó un área de unos 100 kilómetros de radio en la zona central del país, deja al menos dos muertos, tres desaparecidos, 67 heridos y miles de damnificados, según estimaciones parciales de las autoridades.
El último informe de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) detalló que la erupción causó la muerte del periodista Aníbal Archila, quien se encontraba a casi 20 metros de las corrientes de lava cuando explotó el cráter, mientras que dos de sus camarógrafos lograron ponerse a salvo.
También se reportó la muerte del profesor de un colegio, identificado como Herber Gámez, de 22 años, que murió hoy al caer de forma accidental del cuarto piso del un edificio cuando limpiaba las arenas lanzadas por el volcán.
Además, precisó que tres niños de entre 7 y 10 años continúan desaparecidos desde anoche y 67 personas han resultado con golpes y fracturas.

Niños evacuados en Guatemala.
Conred indicó que más de 800 casas sufrieron daños, entre las cuales unas cien se derrumbaron, en nueve comunidades asentadas en las faldas del volcán.
El volcán, de 2.552 metros de altura, ubicado a unos 50 kilómetros al sur de la capital, está activo desde 1965, pero la noche del jueves registró una violenta actividad que hizo que las cenizas y arenas expelidas afectaran los departamentos de Guatemala, que incluye la capital, Escuintla (sur) y Sacatepéquez (oeste).

Las autoridades de Protección Civil también evacuaron a 1.700 habitantes del área, mientras que otras 2.500 permanecen en sus hogares pese al riesgo.
El presidente guatemalteco, Álvaro Colom, acompañado por su esposa, Sandra Torres, y varios ministros de Estado, visitaron hoy la zona del desastre y los albergues habilitados en el municipio de San Vicente Pacaya.
Sobre los techos de las viviendas en las comunidades de las faldas del Pacaya cayeron grandes piedras, ceniza y arena volcánica.
Colom aseguró en una rueda de prensa en la sede de la Conred que la erupción afectó un área de 100 kilómetros de radio en los departamentos de Guatemala, Escuintla y Sacatepéquez, donde decretó un "estado de calamidad pública" para atender la emergencia.