21 mayo, 2010

LA PRIMERA CÉLULA SINTÉTICA DESATA LA POLÉMICA...

Células artificiales creadas por Craig Venter.
Science
AFP
Roma
Actualizado viernes 21/05/2010 13:13 horas

Las altas instancias de la iglesia católica italiana han mostrado su perplejidad y su inquietud por la creación de la primera célula viva dotada de un genoma sintético. Dicen estar en guardia contra "un salto a lo desconocido" potencialmente "devastador".

"En manos erróneas, esta novedad de hoy podría traer mañana un salto devastador hacia lo desconocido", comenta este viernes el obispo Domenico Mogavero, presidente de la comisión de asuntos jurídicos de la Conferencia Episcopal italiana, en una entrevista en el diario La Stampa.

"El hombre procede de Dios, pero no es Dios: es un ser humano y tiene la posibilidad de dar vida procreando, no construyéndola artificialmente", ha añadido.
La creación de la primera célula viva con un genoma sintético se ha conocido este jueves, y abre una vía a la fabricación de organismos artificiales, según los autores de la investigación, realizada en Estados Unidos.
"Es la naturaleza humana la que da dignidad al genoma humano, no al revés. "La pesadilla que debemos combatir es la manipulación de la vida, la eugenesia", estima el obispo. La eugenesia es la manipulación de los genes para mejorar los rasgos hereditarios.

Para el teólogo Bruno Forte, arzobispo de Chieti-Vasto, en el centro de Italia, "la preocupación se puede resumir en una pregunta: ¿es científicamente posible e igualmente justo desde el punto de vista ético?"
La respuesta reside "en un parámetro que nos une a todos, no solo a los cristianos: la dignidad de la persona humana", ha declarado Monseñor Forte al periódico 'Corriere della Sera'.
El arzobispo ha resaltado sin embargo su "admiración hacia las capacidades de la inteligencia humana que se manifiestan de manera singular y elevada", y ha recordado que la actitud de la Iglesia hacia este tipo de investigaciones "no está basada en el rechazo, sino en la atención y la simpatía".
Sin querer avanzar conclusiones, el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, estimó este jueves por la noche que había que "esperar para saber más", en referencia a que "ya ha habido anuncios similares que, al cabo de un tiempo, se han reconsiderado".