23 mayo, 2010

HUYE DE UN HOSPITAL EN REPUBLICA DOMINICANA PARA EVITAR QUE LE AMPUTEN EL PENE...

22 Mayo 2010, 7:37 PM

Atribuye a las drogas erección por 26 días

Escrito por: SANTIAGO GONZALEZ (Gonzalezsan@gmail.com)
Fuent": El Nacional


SANTIAGO. El urólogo Milton Álvarez Rosa, médico de un hombre que hoy cumple 26 días con una erección, afirmó que para salvar el miembro de su paciente será necesario intervenirlo quirúrgicamente, porque de lo contrario esa parte del organismo podría morir.
El galeno explicó que el tributario Luis Rodríguez Taveras tiene esa dificultad desde hace tres semanas por su adicción a las drogas.

“Yo lo ayude indicándole unos medicamentos que estaban destinados a calmar el dolor que padece”, sostuvo el médico tras insistir en que el priapismo que sufre Rodríguez Taveras tiene mucho que ver con su condición de drogadicto.

Manifestó el doctor Álvarez Rosa que explicó a su paciente que si el pene desciende es necesario intervenirlo, “no cortárselo”, para que no se le muera.

La erección de ese hombre ha despertado el morbo entre vecinos y allegados, que ya lo identifican con un seudónimo cuando alguien pregunta por él en El Congo, donde reside junto a su esposa y tres de sus hijos.

El médico con consultorio en el Centro Médico Cibao de aquí, dijo que está prestando toda su ayuda a este hombre, porque tiene doble enfermedad, la de su adición a las drogas y la erección que sufre, que si no se resuelve, podría provocarle una necrosis de pene.

Resaltó que ese paciente ya había tenido otra erección de ocho horas hace ya tiempo.

Agregó que el priapismo es una enfermedad común en personas falsémicas y en drogadictos.
De igual forma el profesional de la medicina manifestó preocupación por la cantidad de jóvenes que utilizan estimulantes sexuales con el propósito de “dar pelas” a las mujeres con las que desean tener relaciones por sexuales.
El priapismo es producido por desórdenes en la médula espinal, por la leucemia o por inflamación de la uretra. Es una enfermedad que se caracteriza porque el pene erecto se mantiene así por un tiempo mayor al habitual, incluso por varios días.

Las causas específicas de priapismo en pacientes con anemia de célula falciforme se desconocen.
Los ataques agudos muchas veces empiezan mientras la persona está durmiendo o después de la actividad sexual, aunque con frecuencia no se puede identificar un evento o causa.

En el caso de Rodríguez Taveras, este comunicó ayer que él estaba en el baño cuando le comenzó la erección que lo mantiene de centros clínicos y su residencia desde hace 26 días.

También dijo que se asustó cuando médicos que le atendían en el Hospital Regional José María Cabral y Báez le presentaron la posibilidad de la intervención quirúrgica o cortárselo.

No es única
El urólogo Milton Alvarez Rosa reveló que no es la primera vez que Luis Rodríguez Taveras tiene una erección prolongada, pues hace un tiempo tuvo una de ocho horas.
Enfatizó en que si la erección no cede habrá que practicarle una cirugía, no amputación, porque de lo contrario sufrirá daños irreparables.

-------------------------------------------------------
En el periódico Elmundo.es se hacen eco de la noticia.

Fue ingresado hace más de tres semanas por padecer de priapismo
La prolongada erección habría sido causada por ingerir estimulantes sexuales

Efe
Santo Domingo

Actualizado domingo 23/05/2010 11:41
Un hombre huyó de un hospital de República Dominicana donde había sido internado por priapismo, luego de enterarse que los doctores planeaban amputarle el pene porque podía gangrenarse, reportaron el sábado medios locales.

El priapismo es una condición caracterizada por una erección prolongada y dolorosa sin tener relación con el deseo sexual.

Luis Rodríguez Taveras, de 45 años, fue ingresado hace más de tres semanas en un hospital del norte de República Dominicana por padecer de priapismo, que según un parte médico fue causado por la ingesta de una gran cantidad de estimulantes sexuales.

En declaraciones ofrecidas a periodistas locales, Rodríguez insistió en que no había ingerido estupefacientes.
"En el hospital me dijeron que para solucionar la situación que tenía (...) había que cortarme el pene porque se me estaba poniendo negro, ya que ni siquiera podía orinar", relató a medios dominicanos.

"Eso me causó terror. ¿Yo sin pene? No, esa vaina no", dijo a los médicos que le atendían, según narró en su casa de las afueras de Santiago, unos 160 kilómetros al norte de Santo Domingo.

Rodríguez Taveras dijo que advirtió a su esposa no firmar el documento autorizando la operación "porque no podría vivir sin mi pene".

Sostuvo que la erección comenzó a ceder gradualmente tras un tratamiento aplicado por un urólogo de otro centro médico, a quien definió como un buen médico y una persona "muy humana".