19 mayo, 2010

LA MUJER INGLESA QUE MATÓ A SUS DOS HIJOS EN LLORET LES ASFIXIÓ CON BOLSAS DE PLÁSTICO.


Lianne vivía junto a Martin Smith, detenido hace dos semanas en Barcelona

Convivían junto a las dos víctimas, una de ellas hijo del presunto pederasta
Sobre él pesan pesan 13 cargos por agresiones sexuales a menores
La policía busca interrogar sobre el caso a otro hombre de nacionalidad inglesa

ELMUNDO.es
Barcelona

Actualizado miércoles 19/05/2010 21:29
Lianne Smith.

La mujer que fue detenida este martes tras confesar el asesinato de dos de sus hijos en un hotel de Lloret les habría asfixiado con bolsas de plástico, según han informado diversos medios ingleses. Según las primeras hipótesis, los cuerpos no mostraban signos de violencia, aunque la investigación está pendiente del resultado de la autopsia. Fue la propia Lianne Smith, de 45 años, alertó a los medios de emergencia y a la policía desde la recepción del hotel Miramar, donde se hospedaba desde el pasado sábado.
Una de las víctimas, llamado Daniel y de 11 meses, es hijo de Martin Antony Smith, que fue detenido el pasado 8 de mayo en Barcelona. Smith era uno de los delincuentes más buscados en Reino Unido y sobre él pesan 13 cargos por agresiones sexuales a menores de 16 años entre 1995 y 2005.

La otra víctima, Rebecca, de 5 años, es hija en cambio de un anterior matrimonio y no del presunto pederasta, como se ha informado en un principio y como declaró la propia consellera de Justícia, Montserrat Tura. Los cuatro vivían en un piso de la calle Travessera de Gràcia de Barcelona hasta el arresto de Smith, que ya ha sido extraditado al Reino Unido.

Lianne es madre además de una de las supuestas víctimas de agresión sexual por las que se detuvo a Smith. Se trata de una joven que en la actualidad tendría unos 20 años. La autora confesa de los dos crímenes, que pasará este jueves a disposición judicial, estaba desaparecida desde diciembre de 2007. Así se recoge en la página de niños desaparecidos 'help my child', que alertaba de su marcha, así como la de la niña de cinco años. En la publicación se advierte que podían haber salido de Staffordshire, su lugar de residencia, hacia España.

El rotativo inglés Times añade, además, que la policía busca interrogar a otro hombre de nacionalidad inglesa relacionado con el caso. Mientras continúan las pesquisas, entre los turistas y vecinos de Lloret de Mar siguen conmocionados. En la puerta del hotel, un oso de peluche y un ramo de flores con la tarjeta "Dios se ha llevado a dos ángeles" escrita en inglés recuerda a las dos víctimas.