14 noviembre, 2010

Y AHORA LULA TAMBIÉN EN TEBEO...

Y ahora Lula también en tebeo
Un cómic recrea la vida del presidente brasileño como símbolo de la reciente historia del país
JUAN ARIAS - Río de Janeiro - 13/11/2010
Despues del cine, ahora la vida de Lula, el ex tornero llegado sin estudios a la más alta jefatura del Estado y tras ocho años de gobierno que deja con una aprobación estelar de un 83%, llegará a las librerías los próximos dias en forma de cómic. Abrirá la colección titulada Historia de Brasil en cómic, lanzada por la editorial Sarandi, creada en 2003 por maestros y que tiene como uno de sus clientes privilegiados al Ministerio de Educación (MEC), que comercializa sus libros didácticos.
Lula da Silva, presidente... y héroe de cine
La primera edición, de 37.000 ejemplares, saldrá la semana que viene a la venta a un precio popular de 4,95 reales (unos dos euros). El cómic sobre la vida de Lula, de 48 páginas, se titula Luiz Inácio Brasileiro da Silva. El tradicional "Lula" se convierte así en el símbolo del brasileño como tal. Él es Brasil.
En la portada se anuncia un mensaje del propio Lula en el que se lee: "A pesar de lo mucho que aún queda por hacer, voy a acabar mi mandato (el 1 de enero de 2011) con la sensación del deber cumplido. Con la certeza de que cada página en blanco de nuestro futuro deberá ser rellenada por hombres y mujeres que no desisten nunca y conquistaron el derecho de una vida digna".
El texto del cómic es del autor de libros infantiles y juveniles Toni Rodrigues y los dibujos son del argentino Rodolfo Zalla, que se destacó como diseñador de cómics en la década de los 80 con las revistas Calafrio y Maestros del terror, y es conocido en el mercado por sus cualidades en trabajos en géneros de terror, guerra, policiacos, western y sexo
La historia comienza con el elogio del presidente americano Barack Obama a Lula en el G-20 de 2009. "Éste es el hombre al que Obama llamó "el político más popular del planeta Tierra", empieza el libro, que aborda temas que no tocó la película Lula, el hijo de Brasil, de Fábio Barreto, que acaba cuando Lula tenía 35 años y era el sindicalista más famoso del país. Al final el lector se encuentra con un mensaje, firmado por Lula, en el que afirma que su historia representa la de millones de brasileños anónimos que no tuvieron las oportunidades que él tuvo.
El curioso cómic concluye con estas misteriosas palabras: "Muchos se preguntan qué futuro espera a este hombre de orígenes humildes, contra todas las circunstancias, llegó al más alto cargo que un político pueda soñar... pero su futuro es aún una página en blanco". Lo es.