18 noviembre, 2010

"LOS 33 DE SAN JOSÉ".....

La película de los mineros de Chile ya está lista



Directorio
PiñeraAtacama
Sebastián Piñera
desierto de Atacama

Foto: ANTENA 3
MADRID, 18 Nov. (Reuters/EP)
Un mes después de uno de los rescates más notorios de la historia, la película sobre las vivencias de los 33 hombres que estuvieron atrapados más de dos meses en la mina del desierto de Atacama de Chile está casi lista.
La película, Los 33 de San José, que en España se estrenará en televisión pero cuyo recorrido internacional aún no está cerrado y podría llegar a los cines, se está terminando en un plazo récord, no en vano comenzaron a rodar incluso antes de que los mineros vieran de nuevo la luz del día, el 13 de octubre, dijo el director del largometraje.
"Principalmente lo que hay que decir de esta película es que está basada en hechos reales. No busquéis en ningún momento que haya un personaje que es una copia exacta de un persona que estuvo abajo, no", declaró el director Antonio Recio en una entrevista con Reuters Televisión.
"Lo que hay son estereotipos de personas que tienen las mismas emociones que pueden tener los protagonistas", agregó desde la sede de Dynamo Factory, productora del largometraje junto a Antena 3 Films.
Recio y los dos guionistas, J.J. Barrios y Jacobo Bergareche, comenzaron a trabajar en el guión durante un vuelo entre España y Chile, pocos días después de que se supiera que los mineros seguían con vida a 700 metros bajo tierra en la mina San José, en el norte chileno.
"Para mí lo más importante, y creo que para todos los que formábamos parte del equipo, era el (lado) emocional. Había 33 personas que estaban atrapadas abajo, que en un principio ellos sabían que estaban vivos, pero arriba no sabía nadie que estaban vivos o muertos, no sabían nada de nada", explicó.
"Y lo que te genera eso son un montón de sentimientos y emociones, la desesperanza y la esperanza al mismo tiempo, la angustia. Son emociones tan fuertes que creo que merecía la pena contarlo", declaró.
RODANDO BAJO TIERRA
Recio buscó un equipo fundamentalmente chileno y rodó durante 18 días en una mina situada cerca de Santiago de Chile a una profundidad de unos 100 metros, con la dificultad añadida que supone rodar bajo tierra.
"Rodé cronológicamente la historia, con lo cual cuando llevaba cinco días grabando (cuando fueron rescatados) (...) había llegado al principio de la historia, el derrumbe, todo lo que pasó al principio", explicó.
Aunque uno de los mineros estuvo interesado en el proyecto, la producción española no ha contado con su asesoramiento, sino que se ha nutrido de las noticias que iban apareciendo en prensa, como el supuesto motín que se produjo en las entrañas de la mina.
"Le dimos un poco de vuelta: siempre hay que decir que está basada en hechos reales, (pero) no sabemos cómo sucedió el motín, ni si sucedió al principio o al final, pero nos dio ideas", agregó.
La historia de supervivencia de los mineros, que se han convertido en auténticas estrellas en Chile, es un jugoso pastel para el cine, y este será el primera de una serie de proyectos en los que hasta Hollywood está interesado.
"Me agrada decir que fui el primero en contar esta historia y creo que de una forma distinta a como la hubiera contado Hollywood", resaltó Recio.