23 octubre, 2010

MINEROS CHILENOS RESCATADOS PRESENTAN PROBLEMAS SICOLÓGICOS....

STRESS POSTRAUMÁTICO

AP
Santiago de Chile
Uno de los mineros rescatados desde las profundidades de una mina fue dado de alta el viernes tras ser hospitalizado el día anterior por trastornos sicológicos, mientras otros tendrían también dificultades, incluso consumo excesivo de alcohol, según se informó.
Edison Peña, de 33 años, quien era llamado el minero atleta por su costumbre de correr hasta 10 kilómetros por las galerías del yacimiento, fue internado el jueves en Copiapó, 800 kilómetros al norte, debido a que presentaba un síndrome de angustia y, según versiones de prensa, también habría tenido una intoxicación alcohólica.
Este viernes abandonó el hospital y viajó a esta capital, donde junto a los otros 32 mineros será recibido el lunes en la sede de gobierno por el presidente Sebastián Piñera. El mandatario, incluso, jugará un partido de fútbol con los mineros.
El médico director de la Asociación Chilena de Seguridad, una mutual que vela por el cuidado médico de los mineros, dijo que Peña presentaba los primeros síntomas de un cuadro de stress postraumático.
Señaló que "desarrolló un cuadro muy severo", pero que fue dado de alta y viajó a esta capital, donde tiene su hogar, y deberá continuar el tratamiento con sicólogos.
Otros cinco mineros acudieron el viernes a la clínica de la mutual para ser tratados por sicólogos.
Uno de los que acudió fue Claudio Yáñez.
Yáñez concurrió también a las oficinas del Registro Civil para iniciar los trámites para casarse con su novia, Cristina Núñez, con la cual vive desde hace unos años y tiene una hija. La boda será el 10 de diciembre y la pareja podrá contar con una casa regalada por un millonario empresario minero de la región, que además les obsequió 10.000 dólares a casa uno de los 33 mineros.
Los médicos no han confirmado las versiones de prensa de que al menos cinco mineros habrían recaído en sus aficiones alcohólicas, lo que preocupó a las autoridades mientras permanecieron atrapados por cuanto presentaron en algún momento el síndrome de abstinencia.
Los problemas sicológicos habían sido previstos por los médicos, que incluso intentaron retenerlos internados más allá de las 48 horas que permanecieron inmediatamente tras su rescate el 13 de octubre.
El sicólogo Alberto Iturra, de la mutual de seguridad, dijo que no fue posible ese periodo de aislamiento y que ahora "estamos pagando los costos que eso tiene".
Agregó que "los mineros volvieron con su personalidad intacta, con lo bueno y con lo malo".