12 octubre, 2010

CHILE CONTIENE EL ALIENTO MIENTRAS ESPERA EL RESCATE DE LOS MINEROS....

">



BBC Mundo
Se ha dicho que el rescate representa un "renacimiento" para el país y las banderas, junto con las muestras de optimismo, se ven por todos lados.
La expectativa y la emoción son palpables cuando los familiares de los mineros cuentan las horas y las esposas y novias, acampadas a la entrada de Esperanza, preparan la ropa que vestirán para el momento del rescate.
El ambiente es festivo en el campamento Esperanza. Los familiares de los mineros se acicalan. Chile -y buena parte del mundo, a juzgar por el alto número de periodistas internacionales- contiene el aliento cuando faltan sólo horas para que comience el operativo de rescate de los 33 mineros sepultados desde hace 64 días.


Ya comenzó la cuenta regresiva.
El presidente del país, Sebastián Piñera, arribará a la mina en cualquier momento y las medidas de seguridad se han reforzado. Policías a caballo patrullan las colinas que rodean al pedazo de desierto donde está la mina.
Se espera que junto con Piñera esté presente allí su homólogo de Bolivia, Evo Morales, debido a que uno de los mineros es boliviano.
Una legión de periodistas, unos 1.700, mostrarán al mundo entero las imágenes de los trabajadores emergiendo de las entrañas de la mina donde han estado atrapados por dos meses.
Ya comenzó la cuenta regresiva
El ascenso de cada minero a la superficie en la cápsula Fénix durará quince minutos y en todo momento los rescatados podrán comunicarse a través de auriculares y teléfonos con la superficie.
En una prueba realizada la víspera, la cápsula recorrió sin problemas 610 metros de los 622 con que cuenta el pozo.

"No es fácil"
Pese al optimismo se percibe cautela. El jefe de las labores de rescate, André Sougarret, dijoó que "en ningún caso lo que queda es fácil".

Citado por la prensa local, Sougarret reconoció: "Todavía tenemos algunas incertidumbres, particularmente en el metraje 520 exactamente; nos acercamos mucho a una galería que existe en esa zona; tenemos bastante preocupación de lo que va a suceder allí".

Se han reforzado las medidas de seguridad.
Y agregó: "Estaríamos prácticamente a un metro de romper a la galería y, por lo tanto, tenemos que tomar las medidas del caso para poder evaluar y pasar con éxito esa zona".
Igualmente Sougarret alertó que siempre hay riesgo cuando se transporta a personas mediante un sistema vertical.
Pero se han tomado todas las previsiones, y el hospital de la ciudad chilena de Copiapó está en alerta porque ése será el primer destino de los mineros rescatados. Allí los esperan con todo listo, las camas tendidas y las ventanas bloqueadas para que no los moleste el sol, como describe la enviada especial de BBC Mundo a la mina San José, Valeria Perasso.

"Algunos de ellos tienen enfermedades crónicas que pueden descompensarse durante este último período de rescate y por estas condiciones me refiero fundamentalmente a diabetes, hipertensión arterial. Tenemos un paciente con fibrosis pulmonar y restricción pulmonar crónica que nos ha dado mucho trabajo", dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich, en una entrevista exclusiva con BBC Mundo.

"Hay algunos que han presentado enfermedades nuevas desde que están en la mina, específicamente infecciones bastante importantes por hongos, dada la humedad que hay en la mina", añadió.

"Renacimiento"
Desde que trascendió la noticia de que los trabajadores atrapados estaban vivos, la preocupación comenzó a revestirse de orgullo nacional.
De hecho, el mandatario chileno aseguró que la operación "va a ser un verdadero renacimiento no sólo para los 33 mineros sino también para el espíritu de unidad, fuerza, fe y esperanza que los mineros le han transmitido" a Chile y "el mundo entero".
En sus palabras, en todos estos días ha quedado patente "lo mejor del pueblo chileno".
Pero las muestras de orgullo no han evitado voces que han puesto de relieve la necesidad de fiscalizar y garantizar la seguridad en la actividad minera, reconocida como el máximo impulsor de la economía del país.