04 agosto, 2010

MICHELLE OBAMA HE VENIDO A DESCANSAR Y RELAJARME....

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, seguida por su hija Sasha, pasea por el centro de Marbella.- EFE
La primera dama estadounidense y su hija ya están alojadas en el hotel Villa Padierna, en las proximidades de Marbella.- Por la tarde han paseado por el centro de la ciudad malagueña
DANIEL VERDÚ / INÉS SANTAEULALIA - Benahavís - 04/08/2010
Michelle Obama y su hija menor, Sasha, ya han hecho su esperada llegada a Málaga, donde pasarán unos días de descanso junto a un grupo de amigos, específicamente en un lujoso hotel de las proximidades de Marbella. El avión en el que viajó la comitiva desde Estados Unidos ha aterrizado a las 10.30 en el aeropuerto malagueño y se ha situado próximo al pabellón de autoridades.
Una bienvenida sin estridencias
Marbella para las Obama
Michelle Obama y Sasha en el aeropuerto de Málaga, al bajar del avión presidencial que trajo a la comitiva estadounidense a España- EFE
Miembros del equipo de seguridad de la primera dama estadounidense caminan por la villa de lujo, anexa al hotel Villa Padierna, que le fue asignada a la comitiva de Michelle Obama, que ha viajado a España con su hija menor, Sasha- D. V.
En el interior del aeródromo esperaban 14 coches que han recogido a los pasajeros a pie de pista tras bajarse del avión, y los han conducido hasta el hotel Villa Padierna, ubicado en Benahavís, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad. Alrededor de un centenar de periodistas y fotógrafos aguardaban a la comitiva a un kilómetro del complejo.
Al establecimiento, que tiene 60 habitaciones reservadas para los acompañantes de las Obama, han llegado sobre las 11.45. Según ha comentado el dueño del hotel, Ricardo Arranz, y su mujer, que les han recibido personalmente, Michelle Obama ha aparecido vestida de negro, con ropa cómoda y fresca y unos pendientes de brillantes. No había autoridades políticas en la bienvenida, a petición personal de la primera dama.
Arranz y su mujer han asegurado que se trata de una persona muy cercana y amable que, tras saludarles con dos cordiales besos, les ha aclarado que visita España "para descansar y relajarse" junto a su hija menor.
La primera dama tampoco pidió exclusividad, por lo que su comitiva compartirá con los demás huéspedes presentes en Villa Padierna. Sin embargo, las Obama y sus acompañantes han sido alojados en una finca anexa al edificio principal del hotel, una de las nueve villas de lujo con que cuenta el establecimiento, que posee una piscina privada y donde pasarán la mayor parte del tiempo. La villa que les ha sido asignada está al lado de la capilla y del anfiteatro del hotel, y en sus alrededores se encuentran varias esculturas neoclásicas y fuentes con riachuelos.
Por la tarde, Michelle Obama, su hija y sus acompañantes han paseado por el centro de Marbella, donde la primera dama de Estados Unidos se ha interesado por unas miniaturas de plata y porcelana de un establecimiento y por una tienda de abalorios.
La visita de la familia del presidente estadounidense, de carácter privado, ha suscitado un gran interés de los medios de comunicación, y numerosos periodistas aguardan a la entrada de la urbanización en la que está ubicado el establecimiento hotelero. Se espera que permanezcan en Benahavís hasta el domingo, cuando tienen previsto viajar a Mallorca para visitar oficialmente a la Familia Real, para luego embarcarse de vuelta a Estados Unidos.
La primera dama estadounidense y su hija han llegado a España justamente el día del cumpleaños de Barack Obama, que lo celebrará en Chicago sin su familia, ya que Malia, su hija mayor, se encuentra en un campamento de verano.

1 comentario:

cantueso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.