19 agosto, 2010

EL AVE PREHISTÓRICA QUE ACUCHILLABA A SUS VÍCTIMAS.....

La terrorífica 'Andalgalornis', un ave no voladora extinta, que medía 1,4 metros y vivió hace seis millones de años en el territorio que actualmente constituye Argentina.- UNIVERSIDAD DE OHIO


'Andalgalornis' ataca a su presa con su enorme pico ganchudo.-
 MARCOS CENIZO

Un ave terrorífica que vivió hace millones de años en Argentina despedazaba a sus presas con su enorme pico.- El 'Andalgalornis steulleti' medía 1,4 metros y tenía una enorme cabeza de 37 centímetros
EL PAÍS - Madrid - 19/08/2010
Un ave no voladora y que vivió hace seis millones de años en el territorio que actualmente constituye Argentina mataba a sus presas acuchillándolas con su enorme pico ganchudo. Es la conclusión de un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores que ha analizado la cabeza fosilizada del Andalgalornis steulleti, una especie de phorusrhacids -conocidas popularmente como aves terroríficas-, un grupo extinto de aves enormes que evolucionó en Sudamérica hace 60 millones de años.
'Plos One', una revista científica 'online' que reta a las tradicionales
El dinosaurio que usaba plumas para aparearse
Más viejo que el 'Archaeopteryx'
El Andalgalornis, que se parecía a un cruce entre un avestruz y un halcón, era ágil y usaba una estrategia similar a la de un boxeador. "Como Muhammad Ali, atacaba y luego se retiraba", asegura Lawrence Witmar, paleontólogo y uno de los autores del estudio.
Los investigadores, que han publicado sus resultados en el sitio web científico PLoS ONE, usaron un escáner TAC (tomografía axial computarizada) para hacer un modelo en 3D de la calavera del animal, que medía unos 37 centímetros. Luego analizaron estructuralmente este modelo para ver los efectos de las tensiones causadas cuando el Andalgalornis mordía o movía la cabeza.
Así descubrieron que tuvo los huesos de la cabeza muy rígidos y una musculatura fuerte en el cuello, que le permitió hacer rápidos ataques devastadores. No obstante, existían debilidades en los lados de la calavera que impedían que el animal entrara en un forcejeo con su presa. "Estuvo adaptado para clavar su pico y retirarlo", explica Stephen Wroe, otro de los autores del estudio. Después de matar a la presa y antes de comérsela, el ave, que pesaba 40 kilos, la habría despedazado.
En el pasado existieron hasta 18 especies de aves terroríficas, algunas de las cuales midieron más de tres metros de altura. "Habrían sido terroríficos para los seres humanos", según Witmar. Pero desaparecieron de la tierra hace unos 2,5 millones de años, "tal vez por un cambio en el medio ambiente".