26 junio, 2008

POR UNA DEFENSA DEL CONSUMIDOR DOMINICANO...QUE ES EN DEFINITIVA "EL SOBERANO DEL MERCADO"

Si acaso en este paìs existe una "Ley de Protecciòn al Consumidor", es letra muerta, nadie siente el quehacer de los que la integran- si es que existe- en el ambiente consumista dominicano, salvo de una que otra apariciòn por la TV, alguna que otra declaraciòn por los periòdicos y asì, paños tibios, ni mas ni menos, energìa, deseos de poner las cosas en su sitio no se ha dejado sentir, los dueños de supermercados, los colmaderos, etc. ect. andan como "chivos sin ley", alguna medida definitoria tendrà que salir de los encargados supremos de estas cosas....un dìa dicen que que bajaron de precio tal producto, ¡¡¡¡cuentos chinos!!!!, deseos de estar en el candelero, en el medio, en el figureo.

Por otro lado "los dueños del paìs" no es verdad que hayan bajado los pasajes, al contrario, un abuso a todos los que de una forma u otra precisan del servicio pùblico para llegar a sus puestos de trabajo, en ese universo incluìdas las trabajadoras domèsticas, que tienen que pagar hasta cuatro carros o voladoras, porque las OMSA no aparecen por parte alguna... ¿y quien es que paga esto?....el ama de casa que la tiene a su servicio, y que tambièn tiene que darle desayuno, comida y a veces hasta cena....si las cosas siguen asì, a la brigandina, esto de tener servicio domèstico se pondrà igual que en los Estados Unidos, España, incluyendo a los demàs paìses Europeos, que sòlo pueden darse ese lujo las familias muy ricas,- porque es un lujo y bien caro- tener una persona que haga las labores de la casa.

Volviendo a los precios de los artìculos de primera necesidad, ya es hora de que los consumidores sean PLENAMENTE PROTEGIDOS por una agrupaciòn que de VERDAD los represente, al estilo de otros paìses, donde funciona con gran èxito, ya que es una fuerza poderosa constituìda para defenderse a sì mismo de la codicia, la especulaciòn y el agiotismo a que son sometidos.

Estas agrupaciones son importantìsimas en sociedades como la nuestra donde el consumidor es manipulado salvajemente por los comerciantes sin escrúpulos que siempre actúan al margen de la ley.

Se necesita un alto grado de concientizaciòn ciudadana para que estas Agrupaciones tengan èxito, ya que hay que saber prescindir de ciertos hàbitos de consumo para lograr satisfactoriamente las metas fijadas.

Un ejemplo serìa el siguiente: si las habichuelas suben antojadizamente de precio, las personas que tienen en sus manos hacer que se cumpla "LA LEY DE PROTECCION AL CONSUMIDOR" exhorta a dejar de comprarlas por dos semanas o el tiempo que sea necesario, es casi seguro que su precio bajarà, y màs seguro aùn que de no bajarlos se añejaran en los almacenes con sus gorgojos añadidos.

Deberìamos los consumidores, adquirir educaciòn ciudadana, exigir y defender nuestros derechos en los sitios de expendio de comestibles revisando y comprobando que estèn en buenas condiciones, no aceptar productos con fecha vencidas, que muchas veces son ocultadas habilmente.

En nuestro paìs, tan peculiar, siempre habrà mas de un motivo para la especulaciòn de los precios de los artìculos de primera necesidad. Dejando de lado ciertos factores, tanto externos como internos, que de adentrarnos en ellos haríamos mas extenso este post. Todos sabemos los motivos que inciden actualmente actualmente en el alza de los artículos de mayor consumo en la dieta diaria y que ha sido aprovechado por los especuladores agravàndolo de manera desproporcionada por la especulacion sin lìmites.

Las personas indicadas para al menos paliar el desorden con los precios en que estamos inmersos todos sin distingos de clase social tienen que saber que no es fàcil la lucha que hay que librar para reducir el costo de la canasta familiar; para reducir los artìculos de primera necesidad, pero estimamos que esa es una de las tareas principales, poner los alimentos al alcance de las clases mas necesitadas...pero sobre bases positivas, no sobre fantasìas ni sobre ilusiones.

La Asociaciòn Pro-Defensa del Consumidor, si es que hay alguna, todos esperan que se encargue de concientizar a la ciudadanìa sobre la mejor conveniencia de adquirir o no en determinados momentos, los principales productos de nuestro consumo diario. Y en tanto esperemos confiados con promesas y mas promesas.....