03 junio, 2008

¿COMENZAR QUE?....LOS CAMBIOS.....


Alguien me decia recientemente despuès de las elecciones, debemos comenzar cuanto antes....comenzar que?...le respondo, los cambios?.. lamento decirte que estos no presentan actualmente una salida airosa...

Siempre hemos tenido mas de lo mismo... el dominicano que ha logrado sobrevivir con decoro, setenta , ochenta o noventa años, pueden darse por satisfechos. Vivieron dos ocupaciones yankees.... La Era de Trujillo.... El golpe militar al gobierno legal de Juan Bosch.... La guerra de abril... los gobiernos de Balaguer... los gobiernos perredeistas... todo un juicio a un señor expresidente... dos grandes ciclones, un terremoto y a sus hijos crecer, ¿què mas quieren....

Hay otra generaciòn que ya recela. Viviò una juventud demasiado pura. Demasiado idealista. Demasiado preñada de ilusiones. Se abrazò a la guerra de abril del 65 con una entrega y con un fervor increibles. No hay mas que ver los documentos històricos filmados, para ver el rostro de la patria. Muchas de esas caras se ven hoy ya marchitas y desencantadas. La vida las ha golpeado.

Como ya dijimos eso es historia.. Pero en paises como el nuestro, que no ha quemado naturalmente sus etapas de proceso social, que ha venido a enquistarse dizque entre el concierto de los paises democraticos de manera artificial, justamente en el curso de un gobierno antìtesis de toda democracia, el de Rafael Trujillo. Que ha ido, de traspies en traspies, muy lentamente recobràndose, atado a una larga e interminable convalescencia, es sumamente arriesgado y peligroso pasar por vendavales de tipo econòmico, por los cambios tan temidos por muchos, que puedan presentarse....por eso vamos de utopia en utopia...y obligatoriamente hay que recurrir a la historia para darnos cuenta del letargo y poco avance social que como paìs presentamos..

En tiempos de la tirania la juventud y los polìticos serios soñaron, mas a la vuelta del tiempo con toda frialdad el destino les ha deparado, que no es, ni exactamente igual a lo esperado, pero tampoco completamente diferente, estas cosas se comparan naturalmente respetando las distancias que no son pocas, pero en el fondo es lo mismo, los cambios sociales en primer tèrmino.

Los politòlogos y sociòlogos lo saben mejor que nadie. Tanto en teorìa como en pràxis, todo orden polìtico exige una escala de prioridades. Unas van delante. Otras vienen despues. No se puede pensar en cosas superfluas y otras sandeces cuando carecemos de energìa elèctrica, agua, alimentaciòn ,salud, transporte, vivienda, educaciòn, sòlo estas siete elementales, esenciales. Sin ellas en funciòn es una perogrullada hablar de desarrollo. Se podrà hablar de crecimiento, jamàs de desarrollo. Y todavìa se dice que estamos en vias de desarrollo. Lo monumental ni es desarrollo ni es progreso. Es la eterna comparonerìa del pobre llevada a su deprimente-màxima expresiòn. Aunque muchos no se den cuenta estamos pasando por graves y profundas crisis por la carencia de cosas elementalisimas, que gobiernos anteriores las pusieron mas catastròficas.

No se pueden resolver dos cosas a la vez, servicios bàsicos y obras suntuarias. El enfermo no necesita una cama bonita, ni sàbanas de seda fina, sino medicinas efectivas, aunque dolorosas...y depuès de sanado que vengan las sabanas de Holanda, las camas de espaldares recamados, el perfume, el lujo.....