05 junio, 2008

LOS POBRES Y LA POBREZA......

...."Hermano pobre hermano/toma el aliento triste de mi mano/porque esta mano que persigna y reza/pobre de dignidad/no tiene en su vida mas riqueza/que su pobreza de solemnidad"....
Los pobres y la pobreza en su grado extremo es propulsora de grandes y profundos temas en los que se han inspirado filósofos, economistas, novelistas, poetas, etc. etc., ha sido la bandera que con más insistencia se ha levando en el decurso de la historia, no es de ahora que están de moda, tampoco es de ahora que existen y menos sea de ahora que estén pasando no sólo hambre, sino toda clase de carencia e infelicidades.

Una de las tantas organizaciones humanitarias radicadas en Londres, nos dice que….”en los últimos años es indudable que la pobreza ha ido en aumento, ha ganado terreno hasta el punto que ha retrasado el progreso social de los pueblos y por ende profundizando la miseria de los mismos”…. Un politólogo ya nos dijo que “….el problema de la pobreza suscita siempre más interés durante las campañas electorales. Los candidatos quieren mostrar que son sensibles a los problemas de los pobres, incluso aquellos que no piensan hacer de ello su prioridad una vez electos”….Se busca reducir la brecha entre ricos y pobres, advirtiendo que la creciente desigualdad pone en peligro la paz del mundo, así como la pérdida de valores esenciales y la escalada de cultura de la muerte.”

Los que pueden resolver están decididamente al lado de los pobres, si, pero aún mas de los miserables, de los desahuciados, de los que escarban los basureros y viven revolcados en el fango del lodo y la inmundicia, sobre todo desde que cae el màs mìnimo aguacero en sus paupérrimas aglomeraciones habitacionales.Si hay un peligro mayùsculo que amenaza la estabilidad social de nuestros pueblos en estos momentos es la miseria; decimos miseria para empezar por lo ùltimo, desde le extremo ya antes de llegar a la miseria están las estrecheces, estàn las dificultades econòmicas, las carestías, el desempleo, el mal comer y mal vivir.
Desde tiempo que se pierden en las brumas, de cada diez hombre seis son muy pobres, tres pobres, del uno restante, la mitad se defiende y la otra mitrad nada en la abundancia.Entre los tantos medios de lucha para salir de esa vorágine se ha levantado la bandera de la reconvenciòn intelectual, la bandera del análisis sociològico, del ensayo econòmico, de la motivación concientista, tanto asì que desde tiempo inmemoriales se viene librando por una verdadera justicia social, que ahora se nos ocurre preguntarnos como alguien ya alguna vez se interrogara….”y al final…¿Què de los sufrimientos de esos que viven en la miseria?....¿Qùe de los dolores, los fracasos, las esperas interminables, las enfermedades, las neurastenia? Què del hambre y de las injusticias?....Dìganme donde estàn enterrados los propòsitos milenarios para acabar con todo eso, para irnos a rendirles un postrer tributo”…
---------------