15 septiembre, 2010

ASI SE HIZO EL TRAJE DE CARNE CRUDA DE LADY GAGA...

Algunas zonas quedaban desnudas.
Reuters
El diseñador trabajó en una cámara refrigerada dos días antes de la gala
Trasladó el vestido en una nevera y vistió a Gaga en el momento de salir
Gaga dijo estar cómoda dentro de este modelo, cosido sobre un corpiño
Alejandra Rodríguez
Madrid
Actualizado martes 14/09/2010 05:48
Seguro que la artista checo canadiense Jana Stebak (Praga, 1955) nunca se imaginó que una de sus ideas, confeccionar un vestido de carne cruda, se convertiría en la comidilla del mundo artístico 23 años después de haber diseñado su Flesh Dress for an Albino Anorectic (1987).
Sin embargo, estaba equivocada. La excéntrica cantante Lady Gaga ha acaparado la atención de los medios no sólo por batir todos los récords en la última edición de los premios MTV 2010 a los mejores vídeos (estaba nominada en 13 categorías y se llevó 8 estatuillas).
Más allá de los premios
Dejó a todos boquiabiertos al 'repetir' una versión de su vestimenta de carne cruda que ya ocupó la portada de la edición japonesa de la revista Vogue masculina. A pesar de que en las siete ocasiones anteriores en las que Gaga había salido al escenario a recoger un galardón sus atuendos no habían sido convencionales; nunca lo son, su vestido de filetes, con bolso de mano y tocado a juego desató un auténtico revuelo.
La conocida asociación internacional pro-derechos de los animales PETA puso el grito en el cielo diciendo que era intolerable que la carne de un animal que había sido torturado hasta la muerte adornara el cuerpo de la artista quien, por su parte, respondía que el controvertido diseño era una manera de clamar que ella no es un trozo de carne.
Los secretos del diseño
Polémicas morales aparte, el vestido de filetes ha suscitado montones de preguntas movidas puramente por la curiosidad. ¿Cómo estaba cosido? ¿pesaba mucho? ¿no olía mal? ¿atraía a las moscas? ¿tenía larvas? Tanto es así, que el diseñador del modelito, Franc Fernandez, se ha visto obligado a revelar los secretos de su creación.
Fernandez recurrió al carnicero de su familia para que le filetease más de 25 kilos de falda de ternera, que recogió la misma mañana del evento musical. Según él mismo admite, trabajar con productos orgánicos "no te deja mucho tiempo para pensar en el diseño, así que 'drapeas' la carne sobre el maniquí casi sobre la marcha", ha declarado el diseñador en una entrevista concedida a la MTV.
Para repartir el peso del modelo, el diseñador cosió los filetes a un corpiño que servía de base y dejó algunas partes de corte fino para las colas de la falda. "No era como llevar el vestido colgado del cuello". El remate lo ponían los filetes atados a los zapatos mediante el cordón de algodón normal que se usa para hacer enrollados de carne, el tocado de la cabeza y el bolso, también de vacuno adornado con pedrería.

Ni olía ni sangraba
En cuanto a los detalles más escabrosos el diseñador se defiende alegando que la carne de la carnicería no sangra como si estuvieran sacrificando al animal en ese momento, que los cortes eran finos, que en todo momento estuvo refrigerada y que trabajó con varios ayudantes, entre ellos el estilista de la cantante, Nicola Formichetti, para acelerar el proceso de creación, lo que impidió que Gaga, que lució el vestido al final de la gala, se convirtiera en un bulto putrefacto ambulante.
"Ella ha dicho que estuvo cómoda y yo estoy orgulloso de que haya llevado uno de mis trajes", zanja Fernández.

¿Y qué ha sido del polémico vestido? "Mi carnicero me dijo que podía disecarlo para que perdurase, pero al fin y al cabo la carne se pudre y eso es lo que habrá pasado con este traje", opina el diseñador.