18 mayo, 2011

CASO CONTRA STRAUSS-KAHN NO ES UNA TRAMPA, DICE ABOGADO DE MUCAMA....

Fotografía de archivo del 15 de mayo de 2011, del director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, mientras es escoltado a un cuartel de la policía en Nueva York. (Foto AP/Craig Ruttle, Archivo

Miércoles, 18 de Mayo de 2011

Fotografía de archivo del 15 de mayo de 2011, del director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, mientras es escoltado a un cuartel de la policía en Nueva York. (Foto AP/Craig Ruttle, Archivo) relacionado

17/05/2011 Strauss-Kahn bajo vigilancia especial por riesgo de suicidio17/05/2011 Acusan a director del FMI de siete delitos17/05/2011 Irán insiste en planes nucleares pese a riesgos17/05/2011 Mexicana, entre las víctimas sexuales de Strauss-Kahn17/05/2011 La esposa de Mubarak queda libre, pero a la espera de juicio 17/05/2011 La comunidad financiera europea sugiere que Strauss-Kahn renuncie17/05/2011 Ex gobernador Schwarzenegger admite que tuvo hijo con empleada doméstica16/05/2011 Envían a Strauss-Kahn a Rikers Island en Nueva York16/05/2011 Abogado: Jefe del FMI niega cargos de agresión sexual16/05/2011 Analiza EU si Strauss-Kahn goza de inmunidad diplomáticaEl abogado de la camarera rechazó las versiones de que el caso contra el director del FMI por presunto intento de violación sea en realidad parte de una confabulación para desprestigiar políticamente a un fuerte candidato para la presidencia francesa

NUEVA YORK (AP) -- En tanto, Dominique Strauss-Kahn seguía preso el miércoles y bajo estricta vigilancia para prevenir un posible intento de suicidio.
El arresto de Strauss-Kahn escandalizó a Francia y concentró la atención en su acusadora, una mucama de hotel de 32 años, proveniente de Guinea -en Africa occidental-, quien dijo que el banquero la atacó cuando fue a asear su suite en el lujoso hotel Sofitel.
Se han multiplicado los pedidos de que Strauss-Kahn renuncie a la dirección del poderoso FMI. El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo que "evidentemente no está en condiciones de dirigir" la institución.
Jeffrey Shapiro, el representante legal de la mujer, dijo el martes por la noche que no tiene duda alguna que su cliente dice la verdad sobre su encuentro con Strauss-Kahn del sábado.
Dijo que la mucama vino de uno de los países más pobres del mundo para trabajar en Estados Unidos y apoyar a una hija adolescente que ha criado sola. Para ella, agregó, la suite del Hotel Sofitel era otra habitación más que limpiar.

Ella le ha dicho que no tenía idea de que había un hombre en el interior del cuarto o que era un político francés famoso. Sostiene que él estaba desnudo, que la persiguió y que trató de violarla.
"Ella viene de un país donde los pobres tienen poca o ninguna justicia y ahora está en un país donde los pobres tienen los mismos derechos que los ricos y poderosos", dijo Shapiro. Strauss-Kahn "podría salirse con la suya en algunos países, pero no en este país".
El abogado del banquero, Benjamin Branfman, dijo en la audiencia de instrucción de cargos que las pruebas forenses "no serán congruentes con un encuentro forzado".
Sin embargo, Shapiro descartó las insinuaciones de que la mujer había inventado el incidente o tratado de encubrir un encuentro consensuado.

"Esto no es más que un asalto físico, sexual, por parte de este hombre contra esta joven", dijo Shapiro en una entrevista en su oficina de Manhattan. Dijo que la mujer no sabía quién era el huésped de la suite del piso 28 que fue a asear el sábado por la tarde y donde, según ella, se produjo el ataque.
"No supo quién era ese hombre hasta un día o dos después del suceso", dijo Shapiro. "No tenía idea de quién era ese hombre".

Strauss-Kahn está acusado de abuso sexual, un acto sexual criminal, privación ilegal de la libertad y toqueteo a la fuerza. El cargo más grave conlleva una pena de cinco a 25 años de prisión.
Por ser tan conocido, se encontraba en un sector de la prisión de la isla Rikers generalmente reservado a pacientes con enfermedades altamente contagiosas como el sarampión o la tuberculosis. Es el único ocupante de un ala con 14 celdas, dijo el vocero penitenciario Stephen Morello.
Norman Seabrook, presidente del sindicato penitenciario, sostuvo que Strauss-Kahn dijo o hizo algo durante una evaluación de su salud mental que preocupó a los médicos, razón por la cual lo vigilan día y noche.
Su celda tiene un inodoro y un lavatorio. Le sirven sus comidas ahí: el desayuno a las 5, el almuerzo a las 11 y la cena a las 16 o 17.
Morello dijo Strauss-Kahn puede salir de la celda y caminar por el pabellón y salir al patio durante una hora por día. Por no estar condenado, puede usar su propia ropa, salvo el calzado.

(APP)