09 enero, 2011

SEIS MUERTOS EN ATAQUE A CONGRESISTA....

Hieren de un disparo en la cabeza a la legisladora demócrata Gabrielle Giffords mientras se desarrollaba un acto político en las calles de Tucson, Arizona, y que provocó la muerte de un juez y de una niña.

 09/01/2011 - 05:16
La policía del Capitolio pidió a los representantes tomar precauciones.
 Fotos: AP Washington.-
La representante federal demócrata Gabrielle Giffords recibió ayer un tiro en la cabeza en un acto político en Tucson, Arizona, que dejó seis muertos y 12 heridos.
Barack Obama calificó el ataque de “tragedia para todo nuestro país”. El presidente estadunidense confirmó en un mensaje a la nación, desde la Casa Blanca, que una niña de nueve años y el juez federal John Roll murieron en el tiroteo.
Reportes en medios estadunidenses habían indicado que Giffords, de 40 años, había muerto tras los disparos. Obama precisó que la congresista, a quien calificó como su “amiga”, estaba “gravemente herida” y que al menos cinco víctimas murieron, pero el portavoz de la policía, Rick Kastigar, aseguró que habían seis muertos y 12 heridos.
El último parte médico dado conocer anoche informó que Giffords “está en estado crítico”. Peter Rhee, jefe de traumatología del University Medical Center en Tucson dijo que “terminaron de operarla y soy optimista respecto a su recuperación”.
Hasta ahora se desconoce el motivo del crimen, pero testigos dijeron que la congresista fue disparada a quemarropa y que miembros de su equipo figuran entre las víctimas.
El sheriff de Pima, Arizona, Clarence Dupnik, explicó que el ataque concluyó cuando dos personas derribaron al autor del tiroteo.
Dupnik criticó la retórica incendiaria que se ha vuelto la norma entre los políticos del país, y condenó el atentado. “Nos hemos convertido en la meca del prejuicio y la intolerancia”, lamentó el sheriff, quien añadió que EU necesita realizar una reflexión colectiva sobre la enrarecida atmósfera política del país.
El incidente se produjo después de que unos paquetes explotaron en una oficina de correos en Washington el viernes, así como en dos edificios del gobierno en la ciudad de Annapolis, capital de Maryland, el jueves. Ocurrió además la misma semana que el partido republicano recuperó el control de la Cámara de Representantes.
Altas figuras políticas de Arizona, como Janet Napolitano, ex gobernadora del estado y actual secretaria de Seguridad Interna, el senador republicano por el mismo estado y ex candidato a la presidencia John McCain, así como la actual gobernadora, la republicana Jan Brewer, condenaron el ataque.
El nuevo presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, lamentó “este acto insensible” y recalcó que “actos y amenazas contra funcionarios públicos no tienen cabida en nuestra sociedad”.
La líder del ala conservadora republicana Sarah Palin también ofreció sus “condolencias y oraciones a las víctimas”, en su página de Facebook.
En marzo del año pasado, Giffords declaró a MSNBC que “estamos en la lista de blancos de Sarah Palin, pero la forma en que ella ha mostrado esto parece poner una mira de pistola sobre nuestro distrito. Cuando la gente hace esto, tiene que percatarse de que esas acciones tienen consecuencias”.
Por su parte, la policía del Capitolio en Washington pidió a los representantes “tomar precauciones razonables y prudentes en cuanto a su seguridad personal”.
México expresó ayer, a través de un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, “su más enérgica condena” a “la acción criminal” ocurrida en Tucson.

CLAVES
Jared Lee Loughner
• Jared Lee Loughner, un hombre de 22 años, fue identificado como el sospechoso del tiroteo de ayer en Tucson, y se encontraría detenido por las autoridades.
• El espacio en la red social MySpace que pertenecía a Lee Loughner fue retirado de la web poco después de que los medios lo identificaran como el sospechoso de la matanza.
• La cuenta “Classitup10”, en YouTube, está vinculada a Loughner. En uno de los videos dice haber inventado una nueva divisa estadunidense y se queja del analfabetismo en Arizona. La policía estatal cree que Loughner no actuó solo. “Hay razones para pensar que vino a esta localidad con otro individuo”, afirmó Clarence W. Dupnik, sheriff de Pima, Arizona.