27 enero, 2011

PENELOPE CRUZ Y JAVIER BARDEN "MUY FELICES" TRAS HABER SIDO PADRES...

La revista ¡HOLA! confirmaba en exclusiva que la pareja de actores habían sido padres de un niño, nacido el pasado sábado 
La pareja de actores ha corroborado la gran noticia horas después de que lo confirmara la revista ¡HOLA! Penélope Cruz y Javier Bardem han confirmado su paternidad mediante un comunicado emitido por la publicista de la actriz enEstados Unidos La revista ¡HOLA! confirmaba en exclusiva que la pareja de actores habían sido padres de un niño, nacido el pasado sábado Penélope Cruz y Javier Bardem confirmaron este miércoles, en un escueto comunicado emitido por la agencia que representa en España a los actores, Kuranda, lo que ayer la revista ¡HOLA! publicaba en exclusiva, que habían sido padres de un niño cuyo nacimiento tuvo lugar el sábado. "Penélope y Javier dieron la bienvenida a su primer hijo a la familia la semana pasada. Los padres y el bebé se encuentran bien", reza el comunicado enviado por Amanda Silverman, que no aporta ningún dato adicional.
La revista ¡HOLA! amanecía ayer con una portada que no dejaba lugar a dudas. Con unas imágenes en exclusiva de Javier Bardem a las puertas del hospital Cedars-Sinaí, de Beverly Hills abrazando a sus familiares y amigos confirmando así, la esperada noticia de su paternidad. Junto a las fotografías del actor también pueden contemplarse otras, en las que se muestra a los hermanos de la actriz, Mónica y Eduardo, exultantes de felicidad por la llegada del nuevo miembro a la familia.
Además de las instantáneas, ¡HOLA! confirmaba el día del nacimiento del bebé, así como su sexo. El hijo de los oscarizados actores vino al mundo el pasado sábado y había sido un niño, del que se desconoce su peso y nombre.
El anuncio del nacimiento del hijo de la pareja se produjo tan solo unas horas después de conocerse la tercera nominación al Oscar como Mejor Actor de Javier Bardem por su papel de Uxbal en la película Biutiful, del director mexicano Alejandro González Iñárritu. Una noticia que convertía en doble la felicidad que días antes había experimentado la pareja con la llegada de su primer hijo en común.