27 diciembre, 2010

INTERPOL HA VUELTO A EMITIR UNA NUEVA ORDEN DE CAPTURA DE JULIAN ASSANGE....

Los cables de Wikileaks: te enseñamos cómo descargar los documentos del Cablegate
Por Martín Expósito, 02 de diciembre de 2010
Útil para descomprimir los cables
En verano le confiscaron el pasaporte. Le acusaron de violación, abusos sexuales y coacción. Emitieron una orden de captura internacional. Incluso Facebook eliminó su página web acusado de promover actos ilegales. Julian Assange acababa de hacer público más de 92.000 documentos sobre las acciones del ejército de EEUU en suelo de Afganistán. Ahora se ha vuelto a repetir la historia. El australiano saca a la luz más de 200.000 cables -telegramas- de embajadas de EEUU de todo el mundo. Interpol ha vuelto a emitir una nueva orden de captura. Las acusaciones son las mismas. Las declaraciones también. La madre de Julian ha salido en su defensa y denuncia que las acusaciones son falsas. Recordemos que en verano las acusaciones se diluyeron en una acción de "contaminación informativa" que concluyó cuando el propio Assange se cansó de reiterar que ni siquiera había coincidido físicamente con una de las mujeres que le habían denunciado.
Revelar la hipocresía de las Relaciones Internacionales tiene sus consecuencias. Y es una tarea en la que Assange no está solo. El pasado verano Daniel Ellsberg, calificado por Richard Nixon como "el hombre más peligroso de América" al filtrar los conocidos como "Papeles del Pentágono" para 'bombardear' la Guerra de Vietnam, apareció junto a Julian Assange en el programa de Larry King en CNN. Entonces, Daniel afirmó llevar mucho tiempo esperando ese momento. No sabemos si Daniel forma parte del equipo de Assange, lo que sí se rumorea es que junto al australiano en Wikileaks trabajan 5 voluntarios 'full time' y entre 800 y 1.000 colaboradores entre los que habría periodistas, informáticos, abogados,... y quién sabe si de personal de inteligencia.
Independiente de la organización que se halle detrás, gracias a Internet la captura de Assange carecería de sentido, puesto que la tecnología permite que la información esté disponible sí o sí desde cualquier parte del mundo y para cualquier persona conectada a la red. En este sentido, lo más cerca que habrían estado de su detención habría sido en una de sus participaciones en un congreso organizado por 2600 Magazine que tuvo lugar en Manhattan. Por eso no se suele advertir su presencia en estos eventos hasta que tienen lugar. Entre tanto Assange se escabulle cual "Bin Laden de la informática" -no en vano, recordemos que se le ha querido calificar ya como terrorista e incluso algún político canadiense ayer mismo deseaba su deceso-.
Cierto es que mucha de la información hecha pública en las últimas horas era ya conocida y había sido publicada en distintos medios de comunicación, como defendía el ex presidente español, Felipe González. Es más, no deben pasarnos desapercibidas las palabras del ex ministro de Interior, José Antonio Alonso, quien nos invitaba a reflexionar ante los hechos, esto es, atengámonos a lo ocurrido, más allá de lo que digan interpretaciones de distinto personal de las embajadas de EEUU -lo que desconocemos es lo que opinan en las demás embajadas de lo que ocurre en EEUU-. La diplomacia no deja de ser más que otra pieza del "negocio" que ahora queda al descubierto.
Ya son más de 500 cables los publicados en http://cablegate.wikileaks.org/. Una ínfima parte de los 251.288 documentos -como se afirma en la web: siete veces el tamaño de "The Iraq War Logs", la que fuera la más grande publicación de información clasificada hasta hoy-. Los cables -que abarcan el período que va desde el 28 de Diciembre de 1966 al 28 de Febrero de 2010- se originaron desde 274 distintas embajadas, consulados y misiones diplomáticas. Inabarcable para una persona y eso significa dar tiempo a los servicios de inteligencia para tratar de hallar la mejor de las respuestas a las distintas desclasificaciones. Y quizá la más rápida pase por "contaminar" la información de tal forma que no seamos capaces de distinguir si se trata de un cable filtrado por Wikileaks o tergiversado por los servicios de Inteligencia. A este hecho se suma que diversos medios de comunicación que tuvieron el privilegio de ser los primeros en acceder a los documentos han anunciado que no publicarán todos y que incluso pretenden llegar a un acuerdo con EEUU para no ofrecer determinada información.
De ahí que, con el transcurso del tiempo, según vaya aumentando el número de documentos desclasificados, no toda la información esté accesible al gran público que es en última instancia el objetivo que persigue Julian Assange con su página web. Aunque sucesivos ataques DDoS (denegación de servicio - esto es, imaginemos un bar repleto de personas pidiendo bebida y un solo camarero,... no daría a basto y "denegaría el servicio", se bloquearía). Por eso, por si quieres tener en tu ordenador personal los documentos siempre disponibles, en El Reservado os ofrecemos a continuación la manera de poder acceder y descargar los cables desclasificados por Wikileaks.

Para ello, sigue los pasos: -ACTUALIZADO TRAS LOS ÚLTIMOS ATAQUES-

1. Accede a http://cablegate.wikileaks.org/. Si la página oficial estuviese caída, te facilitamos una dirección de Servidores Espejo donde encontrarás los enlaces necesarios para realizar la visualización y descarga de los distintos cables: http://www.powned.tv/wikileaks/mirrors.html

2. Descarga el archivo .torrent (varía en función del número de documentos desclasificados). El enlace se encuentra al final de la página 'descargar el site completo' (en inglés, Click here to download full site in single archive)

Ejemplo de ayer cablegate-2010-12-01 - http://file.wikileaks.org/torrent/cablegate/cablegate-201012011944.7z.torrent

3. Abre el archivo .torrent con un programa (gratuito) como vuze, bittorrent, utorrent

4. Se descargará un archivo comprimido que contendrá los cables tipo .7z

5. Descarga e instala el programa (gratuito) 7-zip para descomprimir el archivo - http://www.7-zip.org/

6. Abre el programa Ez7z y arrastra el archivo (ej.- cablegate-201012011944.7z)

7. A continuación haz clic en el icono del 'ojo' y selecciona finalmente de la lista el archivo que deseas abrir.

8. El documento .html se guardará en una carpeta que elijas y podrás abrirlo con cualquier navegador.

9. Ya puedes leer los cables de Wikileaks.