06 diciembre, 2010

ASSANGE CONTACTA CON LA POLICIA BRITÁNICA PARA DECLARAR SOBRE LA EUROORDEN DE ARRESTO....

El fundador de Wikileaks, en paradero desconocido, tiene intención de prestarse a un interrogatorio.- Reino Unido debe decidir si le extradita por presuntos delitos sexuales a petición de un fiscal sueco.-
 Un banco suizo cancela la cuenta del ex 'hacker'

EL PAÍS 06/12/2010
Mientras la mayor filtración de la historia continúa acaparando titulares, la presión sobre el fundador de Wikileaks, Julian Assange, sigue en todos los frentes. En la parte financiera, un banco suizo ha informado hoy de que ha cerrado la cuenta en la entidad a nombre de Assange. La semana pasada ya adoptó una medida similar el sistema de pagos online PayPal al bloquear una cuenta que servía para financiar a Wikileaks. En la parte judicial, las autoridades de Reino Unido han recibido hoy la euroorden emitida por Suecia que reclama la detención de Assange por un delito sexual, según ha informado la BBC.

Wikileaks pierde su principal vía de financiación
250.000 motivos para publicar
Assange teme ser extraditado a Estados Unidos si viaja a Suecia
Según la cadena británica, las autoridades británicas han recibido esta tarde la euroorden de arresto emitida por el país nórdico contra Assange por un supuesto delito judicial. La orden es la segunda que llega a Reino Unido tras un defecto de forma en una anterior que fue rechazada. La estrategia de Assange, en paradero desconocido, pasa ahora por entregarse a la Policía para ser interrogado y algunos medios británicos, como The Guardian ven muy probable que mañana se le vea en los tribunales.
Reino Unido deberá decidir si extradita al fundador de Wikileaks, a quien la Fiscalía de Gotemburgo (oeste de Suecia) quiere procesar por "crímenes sexuales", según especifica la propia orden publicada por Interpol. El abogado británico de Assange, Mark Stephens, señaló recientemente que se trataba de un caso "bastante raro" porque la acusación inicial contra su cliente fue retirada en septiembre por la Fiscalía de Estocolmo, donde supuestamente sucedieron los hechos que se imputan, y ha sido retomada ahora por el Ministerio Público de la segunda ciudad sueca.
Stephens ha reconocido hoy contactos con la Policía británica para que su cliente pueda ser interrogado en relación con la euroorden emitida por Suecia. "Estamos llegando a acuerdos para un encuentro consentido con la Policía, con el objetivo de facilitar el interrogatorio que se requiere", ha dicho a las cámaras de la BBC.

Cancelada una cuenta de Assange en Suiza
Mientras la posibilidad de un procesamiento penal se dirime en Suecia y Reino Unido, Suiza ha protagonizado el último episodio del acoso financiero a Assange y su organización. "PostFinance ha decidido terminar sus relaciones de negocios con el fundador del sitio de Internet Wikileaks", señala un comunicado que ha hecho público hoy la entidad financiera suiza. Según su versión, Assange facilitó un domicilio falso en Ginebra al dar de alta la cuenta, lo que ha sido descubierto tras realizar un examen de sus datos. Así, la entidad bancaria considera que está "en su derecho de cerrar la cuenta de Julian Assange".
La organización Wikileaks ha cifrado en un comunicado de respuesta que este golpe supone la congelación de unos 31.000 euros que pertenecían a fondos personales y otros previstos para la defensa legal de su fundador. También recuerda que a estos habría que añadir otros 60.000 congelados por PayPal la semana pasada: "Wikileaks y Julian [Assange] han perdido 100.000 en activos esta semana". En el comunicado aclaran que Assange, "como refugiado sin hogar que intenta conseguir residencia en Suiza, usó la dirección de sus abogados en Ginebra para la correspondencia bancaria".
El texto, publicado a través de su web y de Twitter, recuerda que Wikileaks tiene algunas cuentas bancarias en Islandia y Alemania y pide apoyo financiero. "Uno de los aspectos más fascinantes del Cablegate es cómo está poniendo de relieve las dinámicas de poder entre Estados supuestamente independientes como Suiza, Suecia y Australia", concluyen.

Orden de arresto
Si Suiza ha protagonizado el último episodio del acoso financiero a Wikileaks, Suecia acapara de momento la mayor parte de la atención en el plano judicial. Según la BBC, las autoridades británicas habrían recibido hoy la euroorden de arresto emitida por el país nórdico contra Assange por un supuesto delito judicial. La orden es la segunda que llega a Reino Unido tras un defecto de forma en una anterior que fue rechazada.
Ahora, Reino Unido deberá decidir si procede a detener al fundador de Wikileaks, a quien la Fiscalía de Gotemburgo (oeste de Suecia) quiere procesar por "crímenes sexuales", según especifica la propia orden publicada por Interpol. El abogado británico de Assange, Mark Stephens, señaló recientemente que se trataba de un caso "bastante raro" porque la acusación inicial contra su cliente fue retirada en septiembre por la Fiscalía de Estocolmo, donde supuestamente sucedieron los hechos que se imputan, y ha sido retomada ahora por el Ministerio Público de la segunda ciudad sueca.