23 febrero, 2011

NUEVA ZELANDA: EL TERREMOTO PROVOCÓ LA FRACTURA DE UN GLACIAR...

">


El poderoso terremoto que azotó Nueva Zelanda el martes provocó el desprendimiento de un pedazo de hielo de 30 millones de toneladas en el glaciar Tasman, en el sur del país.
Según los testigos que se encontraban cerca del glaciar en el momento del terremoto, el fragmento de hielo se desplomó sobre el lago Tasman, lo que provocó un intenso oleaje.
El sismo de 6,3 grados en la escala de Richter que sacudió el sur de Nueva Zelanda se cobró la vida de por lo menos 75 personas.
El glaciar Tasman se encuentra a 200 kilómetros de Christchurch, cerca de la costa oeste de la Isla del Sur.
Se esperaba que el hielo se rompiera algún día, pero la caída causada por el terremoto sorprendió a todos.
El trozo desprendido medía 1,2 kilómetros de largo, 330 metros de altura y 75 metros de ancho.
Se separó del glaciar, ubicado en el parque nacional Aoraki Mount Cook, en la tarde del martes, poco después de que Christchurch sufriera los temblores.
Denis Callesen, director del centro turístico ubicado en el parque nacional, dijo que las fuertes lluvias registradas en la zona antes del sismo habían vuelto vulnerable la masa de hielo.

Olas gigantes
"Sentimos un movimiento de vaivén durante un minuto aproximadamente, luego se detuvo y posteriormente volvimos a sentirlo durante un minuto más", dijo Callesen.
Un grupo de turistas presenció el desprendimiento.

"Al cabo de un minuto el personal del lago oyó a cinco kilómetros de distancia un sonido similar al disparo de un fusil y en los dos minutos siguientes todo empezó a ocurrir".

"No tengo absolutamente ninguna duda de que el terremoto fue el detonante", aseguró.
Sin embargo, el Departamento de Conservación de Nueva Zelanda fue más cauteloso a la hora de atribuirle la caída al terremoto.
"Se podría discutir si el sismo la precipitó. El hecho es que esa cara del glaciar iba a caerse de todos modos", le dijo el funcionario Richard McNamara a AFP.
El impacto provocó olas gigantes que sacudieron a un grupo de turistas que navegaban en el lago en ese preciso momento.
Callesen aclaró que no habían corrido peligro y que habían realizado "la excursión de sus vidas".

Emergencia
El primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, declaró estado de emergencia nacional.
La policía de Christchurch afirmó que "hay una carnicería increíble en toda la ciudad", con "cadáveres desparramados por las calles".
Como explica el corresponsal de la BBC en esa ciudad, Nick Bryant, el esfuerzo está centrado en rescatar a los sobrevivientes atrapados entre los escombros. Más de 300 personas siguen desaparecidas. Durante la noche los cuerpos de emergencia rescataron a 48 sobrevivientes de los edificios derrumbados.
Los equipos de socorristas abandonaron este miércoles sus intentos por rescatar a unas cien personas atrapadas bajo las ruinas de un edificio derrumbado por el terremoto en Christchurch, informó la policía, que explicó que no hay sobrevivientes y que continuar las operaciones hubiera sido un riesgo para el personal.
El banco de inversiones JP Morgan estima que los daños materiales del sismo ascienden a US$12.000 millones.
Nueva Zelanda descansa sobre el llamado anillo de fuego del Pacífico (de intensa actividad sísmica) y sobre un área de la Tierra donde la placa tectónica del Pacífico converge con la Indo-australiana.
El país experimenta más de 14.000 temblores al año, 20 de los cuales suelen ser de más de 5 grados en la escala de Richter. El último sismo con saldo fatal ocurrió en 1968, cuando uno de 7,1 grados mató a tres personas en el sur del país.