03 febrero, 2011

UN CICLON DE "PROPORCIONES' CATASTROFICAS" GOLPEA EL NORESTE DE AUSTRALIA...

CLIMA

SEGÚN EL SERVICIO DE METEOROLOGÍA, EL CICLÓN, DE CATEGORÍA CINCO, TOCÓ TIERRA FIRME
Informe. Varias personas observan una transmisión sobre el ciclón Yasi, en un hotel de Cairns, ayer.EFE
Sídney (Australia)
El ciclón "Yasi", considerado de "proporciones catastróficas" por las autoridades australianas, entró hoy en Australia por la costa noreste tras un vendaval que causó daños menores, indicaron fuentes oficiales.
Según el servicio de meteorología, el ciclón, de categoría cinco, tocó tierra firme por el litoral y cerca de la ciudad de Mission Beach, al norte del estado de Queensland y a unos 50 kilómetros al sur de Innisfail poco después de la medianoche en esa región (14.00 GMT)
Durante la primera hora, los vientos fueron de menor fuerza de la que en principio anticiparon los meteorólogos, mientras que por su parte las autoridades no informaron de que se hubieran producido víctimas.
Hasta entonces, en las ciudades de la costa soplaron vientos que van desde los 48 kilómetros por hora a los 160 kilómetros por hora en la de Ingham, de acuerdo con el servicio meteorológico.
El portavoz de la Oficina de Meteorología, Rick Threlfal, indicó a la cadena de radio ABC, que era el inicio y que en las próximas dos horas los vientos aumentarían su fuerza, antes de empezar a remitir al amanecer en Australia.
"La fuerza real de los vientos la veremos cuando llegue el ojo del ciclón", agregó el portavoz
De acuerdo con el servicio meteorológico, el núcleo del ciclón era de un diámetro de 35 kilómetros y su frente de unos 650 kilómetros.
"El viento no es de la fuerza que pensamos que tendría. Quizá cause menos daños de los que anticipamos", dijo Val Schier, alcalde de Cairns, destino del turismo que visita la Gran Barrera de Coral, antes que llegase en tierra el núcleo del ciclón.
La dirección de Policía indicó de durante la primera hora se habían recibido informaciones de daños en edificios de Townsville y Mission Beach, y también se han producido cortes del suministro eléctrico en áreas de casi todas las localidades situadas al noreste de Queensland.
Los fuertes vientos del ciclón, que se desplazaba a una velocidad de 29 kilómetros por hora, derribaron arboles y arrancaron tejados de edificios, según los primeros datos oficiales.
En su último boletín, la Oficina de Meteorología señaló que el ciclón llegaría a la costa oriental de Queensland por el norte de la localidad de Innifail, situada a una hora por carretera en dirección sur de la ciudad de Cairns, en la que residen unas 164.000 personas.
Con el ciclón acercándose a la costa, la primera ministra del estado de Queensland, Anna Bligh, indicó en un mensaje televisado que las tareas de evacuación habían concluido por hoy e instó de nuevo a los residentes de las localidades costeras a buscar refugio seguro.
Decenas de miles de personas se prepararon para sobrevivir a las "24 horas horribles" que les aguardaban a raíz de la fuerza destructiva atribuida al ciclón por los meteorólogos y las autoridades.
Según las autoridades y los meteorólogos, el ciclón "Yasi", de la categoría máxima y rachas de viento de hasta 297 kilómetros por hora, podía ser mayor y más "peligroso" que cualquier otro de los que previamente han golpeado Australia.
"Francamente, no creo que Australia haya visto nunca antes un ciclón de esta intensidad en una región poblada como lo esta la franja de nuestra costa. Encaramos una tormenta de proporciones catastróficas", dijo a la prensa Anna Bligh, jefa del Gobierno de Queensland.
El servicio nacional de meteorología señaló que poco antes de la llegada del ciclón, la costa sería golpeada por olas de hasta casi tres metros de altura producidas por el fuerte viento, por lo que las autoridades pidieron a los habitantes que se dirijan a lugares elevados como medida de precaución.
Entre los dos últimos días, y una vez los meteorólogos tuvieron la certeza de que "Yasi" era potencialmente peligroso, las autoridades evacuaron a unas 40.000 personas de varias localidades de Queensland.
El servicio de meteorología calculó que la fuerza de "Yasi" era mayor que la del ciclón "Larry", que en 2006 destruyó casas y comercios de la costa del noreste y causó daños materiales por valor de 1.000 millones de dólares.
Otro ciclón, el llamado "Anthony" y de categoría 2, atravesó el pasado lunes la misma región de Queensland con rachas de viento de hasta 130 kilómetros, aunque causó daños menores.
Queensland se recupera todavía de las inundaciones ocurridas desde finales de noviembre y hasta la pasada semana, y que causaron 35 muertos y daños materiales por valor de más de 5.600 millones de dólares.