29 junio, 2011

EL PALACIO DE MÓNACO DESMIENTE LA SUPUESTA INTENCIÓN DE CHARLENE WITTSTOCK DE ANULAR SU BODA CON EL PRINCIPE ALBERTO...



El comunicado se ha emitido tras las informaciones publicadas en el semanario francés 'L´express' Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock contraerán matrimonio este sábado en el Palacio Grimaldi El Palacio de Mónaco ha enviado un comunicado para desmentir la supuesta intención de Charlene Wittstock de anular los preparativos de la boda y volver a su país, según informa este martes el semanario francés L´Express.
“Desmentimos oficialmente la información publicada esta mañana en L´Express. Los rumores pretenden dañar la imagen del soberano y, en consencuencia, la de su prometida, Charlene Wittstock, y tienen un perjuicio grave para este feliz acontecimiento”.
L'Express indica que "todo comenzó hace una semana con la marcha precipitada de la futura princesa al aeropuerto de Niza", en el sureste de Francia, decidida a tomar un vuelo hacia Sudáfrica "sin billete de vuelta", después de descubrir supuestamente que la vida de su prometido "no es tan ejemplar como imaginaba". Además, apunta que el príncipe y su círculo necesitaron llevar a cabo "una persuasión infinita" para evitar que Wittstock embarcara.
A falta de nuevos datos, la publicación especula con el descubrimiento que la sudafricana habría podido hacer sobre el pasado de Alberto II, que ha reconocido públicamente a dos hijos fruto de sendas relaciones esporádicas: Alexandre Eric Stéphane, nacido en agosto de 2003 en París, y Jazmin Grace Rotolo, nacida en 1992.
Pese al comunicado del Palacio monegasco, L'Express añade que la novia, que esta semana ha acudido a París para las últimas pruebas del vestido, al parecer "evita ostensiblemente" las reuniones y fiestas familiares, lo que contribuye, a su juicio, a incrementar los rumores.
Pero estas informaciones chocan con las últimas apariciones publicadas de la pareja real. Alberto y Charlene asistieron el pasado jueves en el Principado a la misa y posterior procesión por la festividad de San Juan y sus rostros eran la viva imagen de la felicidad. Además, durante la celebración este fin de semana del concurso internacional de hípica de Montecarlo se hizo evidente la magnífica relación que la ex nadadora sudafricana comparte con la princesa Carolina y sus dos hijas, Carlota y Alejandra.